martes, noviembre 21, 2006

Estados



Hoy tengo el dia tonto, me explico, llevo todo el dia sin poder parar de reir/sonreir. Lo peor es que yo para estas cosas soy soberanamente expresiva. Ya de por si, en estado natural lo soy, por defecto, no paro de mover las manos y hacer gestos ( de lo más extraños algunos, lo se), pero si encima tengo el dia tonto, ya sea para bien o para mal, la gesticulación se dispara hasta límites insospechados.

Me explico: una Yo frunciendo el ceño y negando con la cabeza por todo el edificio laboral, afortunadamente siempre hay alguna compañera eficaz que decide recordarme que el lenguaje corporal establecido no contempla las conversaciones conmigo misma. Una Yo, otra vez, intentando contener un extraño ataque de risa provocado por algún recuerdo del todo absurdo, en el anden del metro. También se da el caso de una Yo sentada en el vagón del metro asintiendo con la cabeza ante las elucubraciones internas de turno (hay que dejar constancia física de que estoy absolutamente de acuerdo conmigo misma!). Las manifestaciones físicas de mi humor en el metro suelen ser interrumpidas o bien por alguien que está enfrente y que por su expresión se podría intuir que no le parece demasiado normal que le vaya poniendo caras a lo que voy pensando o bien por otro persona que anda en las mismas que yo, es decir, poniéndole caras a su mundo.

La verdad es que no es que esté en este estado por nada en concreto, a veces pasa, te levantas y estas tan felíz, otras estas de un humor de perros y otras estas robotizado, absolutamente normal si tenemos en cuenta que tenemos mil historias tanto físicas como psicológicas que influyen para nuestros continuos y constantes cambios de humor... especialmente físicas, de eso estoy convencida. Para cualquier tipo de actitud ilógica, tiene la culpa mi cuerpo y punto, que tanta sustancia interna no puede ser buena!

Así que entre mañanas, como poco, entretenidas, ligeros ataques de risa contenidos en el metro y medias sonrisas no contenidas provocadas por algún que otro recuerdo de hace mil años que hacen más entretenido el viaje subterraneo del trabajo a mi casa a horas a las que ni te apetece leer ni releer, mensajes al movil tranquilizadores, conversaciones internautas con más de una exploradora y poder escuchar la música que llevas tarareando toda la mañana, es normal que termines el dia con una sensación bastante agradable (y que arrastres esa sensación por toda la urbe a base de saltitos que acompañan las ya mencionadas cancioncillas que acompañan a modo de radio biológica)
.


Y no, claro, no es necesario que te pase nada más, estas cosas son así. De la misma forma que el dia más horroroso de la semana puede estar provocado porque llueve, o pierdes el metro o cualquier otra gilipollez, un buen dia puede estar provocado por nada.
Y es que a veces resulta tan extraño y tan curioso ser un bicho humano!!

7 comentarios:

Mal Bixo dijo...

:)

david dijo...

La conexión me ha borrado una respuesta larguísima en la que venía a decir que

a) prepararé bombones, caramelos, comentarios graciosos y una flor por si tu sentido del humor te hace el efecto látigo y

b) yo también hablo solo y me respondo y demás. Así que yo que tú me iría preocupando, grlbrlbrlrb :>

*V* dijo...

Me alegra que os alegre que haya tenido un dia agradable y que me dedique a poner caras en el metro, por lo visto al resto de la gente tambien le alegraba porque alguna sonrisilla he intuido de algún aburrido pasajero que cotilleaba mis descaradas caras!XD
Ya me preocupa, ya me preocupa!!!jajajajajaja

vengeanze dijo...

Juas, es que tienes que ser un chou!!!!.

*V* dijo...

Si, será que a estas alturas te voy a descubrir algo nuevo!! ;P

inesyalfon dijo...

1. me creo lo de la respuesta LARGUISIMA de david ;-p

2. me encanta la canción!!!!!!!!!! es que un post con musica es mucho mejor...

3. echo de menos tus caras.

muchos besos guapa

*V* dijo...

Es que lo de los post con canciones es adictivo! :D (y espera que empiece a copiarte lo de los videos ;p)...
Yo también te echo de menos!! a pesar de que me encantan tus avances londinenses!
Mil besos!