domingo, marzo 04, 2007

Beatus ille




Qué descansada vida la del que huye del mundanal ruido..... al menos por un rato.
Así que aprovechando la excursión grupal para celebrar que el Sr Marquez cumplía primaveras y siendo conscientes de que anualmente ese evento promete, nos fuimos a visitar el verde que se resiste a desaparecer y nos tienta visualmente a deambular y retozar para disfrutar de lo que le queda.
Y cómo buenos domingueros que somos cumplimos con el preámbulo de realizar excursiones nocturnas de viernes por los bares madrileños, a discutir sobre cual es la mejor comedia de la historia ("La vida de Brian" por supuesto, aunque hubo quien votó efusivamente por "Despedida de Soltero") y a bailar, que ya que una rompe con la rutina de eremita que me estoy creando que por lo menos sea a lo bestia. Así cuando el sábado te pones el despertador a horas a las que entrediario no te lo pondrías porque das por hecho que ya estas despierto, te mimetizas con las gafas de sol aunque no haga sol y te montas en el coche con otras 3 personas que están cómo tu o incluso peor que tú por esa obsesión con prácticar algún tipo de deporte, como si el deporte fuese bueno y menos un sábado de resaca... (hola fernando! :D ) te queda por lo menos la ilusión de que te va a dar el aire fresco y eso lo mismo te arregla temporalmente el organismo.... y qué sabia te sientes cuando te das cuenta de que es verdad!
Puede ser que influyera que llegados al lugar de destino nos dimos el lujazo de irnos a comer carnaza que posteriormente remojamos con cremita de orujo (puedo perfectamente convertirme en una adicta a la crema de orujo...) y que tardamos cosa de 3 horas en comer, vamos que hasta hubo a quien le dió tiempo a ir a su casa, dejar la maleta, comer comida casera y encontrarnos todavía por el segundo plato. Lo que está claro es que a mi lo que me sentó estupendamente fue llegar al fin del mundo y disfrutar de ello, a pesar de que, cómo era de esperar, en el fin del mundo hiciera un viento de mil demonios!...puede ser que por eso decidieramos que estar allí más tiempo podría suponer algún tipo de enfermedad pulmonar (y más sabiendo cómo andan nuestros pulmones!)y nos fuéramos a otro lugar con menos altitud pero con otro tipo de alicientes cómo perros hippies que amenizan la sentada en el cesped a base de gestos más propios de alguien con narcolepsia que de un bicho cuadrúpedo que parecía tener mucha más vitalidad.


Y la noche, que empezó con un eclipse lunar que no podía ser más impresionante en otro lugar y que nos permitió que cada uno compartiéramos cualquier tipo de información astrológica que conocieramos (ya fuese mito o verdad), terminó a base pseudo bailoteos, chachara marujil a mansalva, fotos que luego ves y te sigues riendo y patatas fritas de máquina a horas en las que debería de haber habido tostadas si no fuese por esa manía lugareña de abrir los bares demasiado tarde (o pronto, según se mire).



Y ahí queda un fin de semana de los que se aprovechan completamente y que te devuelven a Madrid con algo más de energia para afrontar otro lunes de los de transporte público infernal, aglomeración y rutina laboral.

Y si, claro, las fotos con las que me acabo de cebar son de David





>

6 comentarios:

david dijo...

Querida, todo lo referente a la astrología es mito v_v

Qué guay que, a pesar de las fotos chulísimas que has hecho tú, me hayas convertido en el fotógrafo oficial del fin de semana.

Sobre el viaje a la sierra... yo creo que quedaba explicado lo de las enfermedades pulmonares con aquella foto que tenías en la que sale en primer plano Juan, tras un muro que le cortaba el viento, medio tiritando y con cara de "vámonos que hace frío" mientras aquí el fotógrafo oficial trotaba de un lado para otro en busca de fotos de nubes vistas desde arriba. Que no todos teníamos frío, dominguera.

Un buen fin de semana, la verdad.

Otra cosa que agradecerle a Perico, mira, que cumpla años, que nos invite y que salga el finde de los que terminan dejándote bostezante pero descansado y satisfecho.

Pipilota dijo...

Qué envidia más insana me has dao >_<

y bueno donde esté La vida de Brian que se vaya a freír esparragos esa película con ese nombre tan tan tan brrr ¿despedida de soltero? no sé si la he visionado pero con ese título suena a film con topicazos a granel.
Recuerda que tienes que ver: "La gran seducción" y volver a ver : "Un cadáver a los postres" ;P

Alf dijo...

que envidia me das.....como me gustaria emigrar un fin de semana a cualquier sitio lejos de madrid y poder apagar los telefonos........

*V* dijo...

Échate flores majo! se te olvida que en el fondo me convine promocionarte, al fin y al cabo de vez en cuando me pagas y todo XD
Bueno, yo al Sr Márquez le quiero un güevo pero me da a mi que no es el culpable de TODO lo que pasa en el fin de semana de su cumpleaños, que algo de culpa tienen el resto de asistentes!
jijiji...¿a que si? si es que te tienes que venir más Pipich!y la verdad, yo era absoluta defensora de "la vida de Brian"...ay! es verdad, tengo que descargarme la de "un cadaver a los postres" jajajaja, que graciosa!
Nada, conste que el post no es con intención de daros envidia aunque he de reconocer que, por lo menos lo de la sierra, fue un espectáculo, impresionante. Deberiais verlo.

Vengeanze dijo...

No fue para tanto lo de la sierra. La he visto en mejores situaciones. Pero la verdad es que mereció la pena subir. Y puntualicemos. Yo no tenía frío, de hehco me ofrecí como calentador de manos oficial. Pero al ser el único que no llevaba cámara en mano, no necesitaba estar exponiéndome a un exceso de aire limpio. Que luego uno viene aquí a Madrid y el contraste es grandísimo.

Alf dijo...

Y pensar que el sabado estuve volando sobre tu pueblo con la intencion de que me vieras.... :(