lunes, mayo 21, 2007

De bodas



Eso de tener tanta familia hace que haya participado de más eventos de los que en ocasiones me hubiese gustado, la verdad. No es que mi familia sea propensa a las reuniones constantes ni multitudinarias pero tienen una incoherente pasión por ciertos ritos (en concreto) católicos un poco extraña.
Extraña, por no decir poco coherente, en el sentido de que a efectos literales yo no consideraría a mi familia precisamente católica sino que, más bien, prefieren hacer uso (cómo, imagino, gran parte de la población, en este caso, española) de ciertas costumbres propias de la Santa Madre para poder reunirse y festejar lo que toque. En parte siempre se le puede agradecer a la Santa Madre que haya mantenido esa pasión por los rituales ya que no deja de ser una herramienta como otra cualquiera para ver y charlar con ese sector familiar (y social) al que en condiciones normales ni vas a ver ni vas a charlar.
Claro que después de haber participado en infinitas comuniones, y no menos bodas (incluso algún que otro bautizo!) se termina despertando en ti cierta aversión natural a estos eventos, por lo que estadísticamente la mezcla de alcohol y euforia conllevan. Por supuesto no es lo mismo que se case un amigo a un familiar, especialmente en lo que a responsabilidades en el evento se refiere, pero aún así siempre hay situaciones que se repiten y que, por suerte, llega un punto en el que no te pillan de nuevas....y es que todo el evento es un rito en sí.
1.- Preparativos estéticos: Para una boda te "tuneas". No te arreglas un poquito o te adecentas, no, te "tuneas" de arriba a abajo de tal forma que la frase más repetida de una boda es "que guap@ estás". Esto, evidentemente, significa que no lo estás habitualmente y que no lo vas a seguir estando después de volver a pasar por el "tunel de lavado". De hecho ese arreglo de uno mismo implica un despliegue de medios y un esfuerzo que a mi, por mi pereza natural cada vez más creciente, me parece agotador (por no decir que es una ruinosa inversión en ropa y complementos que sabe dios cuando vas a volver a utilizar....).
Así que tu te pones el despertador el dia de la boda, para ir a la peluqueria para hacerte en el pelo algo que no te harías en circunstancias normales por la sencilla razón de que los pelos que te ponen no son nada prácticos. En mi caso, claro, implica echar 3 horas de mi vida a torturar a algún pobre profesional de la peluquería para que intente que mi pelo no sólo parezca peinado sino que además aguante el asunto las sufientes horas. Por supuesto nada de lo que te hacen te termina de convencer en primer lugar porque a la peluquería sueles ir en vaqueros y camiseta, no te da por llevarte las galas para ver el efecto del peinado en cuestión con todo el avituallamiento, así que terminas pensando que te acabas de gastar una pasta en la gilipollez más gorda del mundo.


Así que tu, tu moño/recogido/cosarara y tu semicabreo por el automático aumento de tu pobreza, os vais a casa con ganas de ponerte el vestido en cuestión para no parecer una de estas señoras que van enlacadas a todas partes. Pero claro, no te puedes poner el vestido antes de maquillarte...bueno o la parte de "tuneo" literal porque normalmente nadie (bueno, nadie....seguramente gente menos vaga que yo si) emplea tanto tiempo en ocultar de su cara todos esos defectos que vas acumulando y no te das cuenta hasta el dias así. Eso implica una capa de corrector (porque lo que se utiliza para algunas zonas termina siendo utilizado para toda la cara), una capa de pote, una capa de polvos, una capa de colorete, llenar los ojillos de Khol y sombras y hacer que tus labios tengan un color y una supuesta textura que evidentemente en condiciones normales no tienen. .. vamos que cuando llega el momento besuqueo de la boda tienes la sensación de que en breve te vas a quedar pegada a la mejilla de alguien...eso por no decir lo que ves cuando a eso de las 5 de la mañana vas al baño y compruebas los efectos del calor, el descuido y las horas en el pelo y la cara.... vamos que la niña del exhorcista a tu lado parece un angelito.....




2.- Conversaciones. Necesariamente en las bodas hablas más de lo que te gustaría y con más gente de la que has hablado en tu vida. Y si, es cierto que te reencuentras o incluso existe la posibilidad de conocer gente bastante agradable, las conversaciones suelen ser surrealista. Primero por la falta de confianza y por los temas absolutamente triviales que se centran en los novios. Segundo porque mientras hablas suele ocurrir que estes pensando en la madre que parió al que concibió los tacones como elemento estético básico en ciertos eventos y autotorturarte porque al fin y al cabo sino fuese porque tu estatura es similar a la de un bonsay no deberías de llevar esos tacones.

Con el paso de las horas las conversaciones terminan siendo surrealistas por lo evidente y por lo que es innegable: si hay algo que corre en las bodas no son las horas sino el alcohol. Por lo menos al dia siguiente te hace sentir mucho mejor saber que seguro que no eres la única persona que está pensando, con cara de pez, las conversaciones de la noche anterior (sobre las conversaciones como colores, claro: están las tiernas de esas en las que despliegas un repentino amor desproporcionado por el interlocutor y los presentes, están las de arreglar el mundo y, por supuesto, están las discusiones que en toda boda que se precie debe haber).

3.- Los ritos (propiamente dichos). evidentemente la boda en sí es un enorme rito que va desde ir a vestir a la novia que puede estar perfectamente con cara de "¿porque hay cincuenta personas, un cámara y una fotografa viendo como me despeloto?", la ceremonia con lecturas y un "mesientomelevanto", que si no estás puesto en estos temas te parece más una clase de aerobic con tanta musiquilla y movimiento que una ceremonia religiosa, hasta la entrega de alfileres y ramos entre (sobre todo) las invitadas que hacen que te pases media noche emparanoiada esquivando a la novia y mirando un alfiler con la esperanza de que no se pierda no sea que al final las supersticiones tengan su trasfondo real y dentro de unos años te veas en tu cuarto despelotandote delante de cincuenta personas, un cámara y una fotografa.

En fin, por poder te puedes poner a sacar puntos a todo, como no, pero casi prefiero quedarme con esa sonrisa que en el fondo se te queda cuando a los dias tu mente empieza a recuperar todos los eventos del dia (gracias normalmente a las fotos que cuando ves en condiciones normales te das cuenta de que no has sacado tu porque tu no le harias fotos a los escotes de nadie y menos al tuyo, ejem) y, especialmente, cuando te vas recuperando del cansancio que te provoca tanto tiempo de preparación, "tuneo", conversación y, porque no, emoción.
Y en fin, al final lo mejor son las noches de boda ...
Y si, si, mis fotos las cuelgo en la mayor brevedad posible XD

5 comentarios:

david dijo...

Iba pensando cosas que contestarte pero se me ha olvidado todo cuando he leído lo de las cincuenta personas contemplando a Blanca semidesnuda, incluyendo cámaras de diversos soportes: ¿¡HAY FOTOS Y VÍDEOS DE BLANCA DESPELOTÁNDOSE!?

¡Mi definitivamente quiere!

Del resto, que muy bonito tu peinado, en serio, muy bonito, y conste que cuando termines de leer este párrafo debes quedarte con esto, con que muy bonito, y no va con segundas y mira que te conozco sé qué vas a pensar en cuanto termine el párrafo y por eso lo alargo, pero joder, yo te lo estoy diciendo, hazme caso por una puta vez, muy bonito, de verdad... pero en cuanto te soltaste el pelo quedaste guapísima.

No porque antes no lo estuvieses, realmente, sino porque eras más tú.

Por algo se tunean más Fiat que Ferraris; a los segundos no os hace falta, corazón.

Jota dijo...

Estás buenísima.

Alf dijo...

Impresionado me he quedado con tu foto...

A tu boda me invitaras no?
;-)

*V* dijo...

jajajaja...no, evidentemente no hay fotos explicitas de ella despelotándose! (:S o eso creo)
SI, ese era el gran problema, que no era nada Yo XD
O_O jur, gracias jota, ...eeeeeehhh....¿sabes que yo no soy la de blanco, no? XD...porque con mis respetos al resto de damas de la boda hay que reconocer que Blanca si que estaba buenisima...mm...bueno, guapísima que tanto blanco inmaculado hace que el adjetivo no le pegue!
graaacias corasones, sois unos caballeros ;*

*V* dijo...

uy, que no te habia leido Al!
jajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajaja......
Y esa es mi respuesta sobre una posible boda mia ;P... pero no te preocupes, no tengo ningún inconveniente en que si tu haces lo propio me invites a mi :D (pero nada de ir a vestir al novio ¿eh?)