miércoles, mayo 09, 2007

En dos partes


Estaba yo absolutamente felíz y deseando contar lo de mis regalos cuando he llegado aquí y PC (es su nombre, que conste) ha dado un rato por saco, y en fin, Una piensa ¿que hago? ¿cuento lo de los regalos o me limito a contar lo absurdo de mi relación con PC? así que, mira, como por ocupar espacio aquí no cobran pues cuento las dos cosas.
Regalos:
Y no, no se trata de regalos habituales ni de nada absolutamente original porque imagino que a todos nos ha pasado que un absoluto desconocido nos ha hecho un "regalo". No se trata de regalos envueltos, ni comprados con intención de ser regalados y a veces ni siquiera comprados, simplemente te regalan algo que necesitas en ese momento.
La primera vez que recuerdo que me haya impactado que me hayan regalado algo así, por las buenas, y que además yo necesitaba fue hará cosa dos años o dos años y medio (o ponle veinte porque mi noción del tiempo comienza a ser nula). Fue simple: yo iba en el metro, había tenido un dia laboral horrible, bueno llevaba dias laborales horribles por cómo me tomo yo eso de las nuevas funciones y tal (neuras propias) y probablemente llevaba cara de "oh dios! es todo horrible! yo solo quiero dormir!". No se los demás pero a mi en el metro me da por mirar en un punto fijo y ni pestañear, vamos que yo en el metro no soy Ser, y mi punto fijo era un hombre que estaba en los asientos de enfrente mirando unas láminas de fotos. El hombre se levantó y me regaló una lámina que llevaba una flor y dijo algo que estoy incapacitada para recordar textualmente pero que venia a resumirse en que me regalaba la flor por X. Y yo me fui tan felíz con una sonrisa de oreja a oreja, absolutamente flipada y con la mejor flor que me han regalado nunca (sin desmerecer las que haya habido por ahi, conste).
La segunda vez fue en un barrio que tengo más que machacado a base de abusar de sus cañas y sus terrazas. Estaba yo tan ricamente tomando algo con algún desaprensivo y me regalaron una poesia. Esa también me arrancó una sonrisa gigante y la poesia anda en el cajón haciendo compañia a la flor.
Y hoy... he salido yo corriendo más que andando del trabajo (y cinco minutos antes....) porque mi optimismo me habia hecho quedar con Noe a las 19 en Gran via y, en fin, no llegaba ni de coña. Pero el poder llegar tarde no implica que no me encienda el cigarro de después de trabajar. Y ha pasado lo que en esta vida le pasa a cualquier yonky del tabaco, el mechero no iba. Y no iba, y no iba...y nadie fumando...y yo andando a toda leche y el mechero seguía sin ir..... así que la única persona a la que he visto con un cigarro ha sido el chaval que reparte propaganda de nosequé en la boca del metro. Así que me he quitado los cascos de mi temporalmente nueva "iPod rehen" y le he pedido fuego, cuando le iba a devolver el mechero me ha dicho que me lo quedara que el tenía otro y yo, por lo visto, lo necesitaba más que él. Así que ha habido un levísimo intento por mi parte de rechazarlo (a pesar de que yo sabía que lo necesitaba más que él porque hacía segundos que andaba maldiciendo por no llevar más mecheros encima) y al final me lo he quedado...y me he ido con mi mechero, mi "mono" curado, a toda leche y con mi sonrisa de oreja a oreja, en parte por darme cuenta de que la gente me sigue sorprendiendo y de la forma más tonta, y en parte muerta de envidia por esa gente tan normal que pulula por las calles y que tienen esa capacidad de ver lo que el otro, el desconocido, necesita repentinamente.
Y el mechero, una vez gastado, terminará, por supuesto, en el cajón con la poesia y la flor.
PC:
Después de pasar horas con Noelia cotilleando en tiendas, poniéndonos al dia y descubriendo terrazas estupendas en las que no sólo te dan de beber si pagas sino que además se ponen generosos y te dan algo de comer (y si, después de haber llegado tarde....) he llegado a casa derechita a encender a PC y poner música.
Y PC se ha encendido, y ha funcionado exactamente dos minutos hasta que se ha apagado después de emitir un ligero gritito (juro que era un gritito). Cómo yo ya sé que mi relación con PC es de las de amor-odio he intentado que no cundiese el pánico y he reiniciado como todo usuario que es una absoluta nulidad en las cuestiones informáticas hace cuando quiere superar una crisis. Y PC se ha encendido y ha durado encendido exactamente dos minutos, y ha vuelto a gritar. Con algo de crisis encima he vuelto a reiniciar el ordenador... y la estupenda máquina ha vuelto a hacer lo mismo está vez gritando un poco más.
Así que en pleno ataque de histeria he llamado a mi sufrido Asesor informático y le he explicado calmadamente lo que ocurría (algo así más bien: "mi ordenador grita! y se apaga! y se bloquea! pero sobre todo se apaga!! todo el rato! no está bien, no está bien! grita antes de que se apague!"
Su respuesta ha sido evidente: "¿chirria o pita?"
...¿ein? mmmm... no sabría diferenciarlo espera que se pone...¿lo has oido? hace ese ruidito y se apaga.
R: ¿pero se bloquea antes de apagarse o se apaga? ¿da algún error?
Y: Grita! y se apaga y si, se bloquea, pero se apaga todo el rato!!!
Y una vez que sufrido Asesor Informático ha hablado pacientemente conmigo, ha escuchado los gritos de PC y ha vuelto a intentar intorrogarme pacientemente sobre que estaba pasando técnicamente me ha sugerido ciertos problemillas con el ventilador y formas de solucionarlos que implicaban una relación directa entre un destornillador y yo. Así que me he calzado el moño (no sea que la melena estilo Medusa prendiera o se enredara o vete a saber porque nadie sabe que tienen en las tripas estas máquinas infernales...)y he meneado el interior de PC para comenzar la operación de alto riesgo (eso si, muy orgullosa de mi misma por saber exactamente qué destornillador coger y por donde se cogia :D )
Por suerte para todos, al menear a PC me ha dado por volver a probar no fuese que nos estuviesemos precipitando y le fuéramos a estirpar algún miembro al tun-tún. Y así ha sido, creo que en parte por el acojone que le ha supuesto a PC verme con el destornillador en la mano y en parte por el meneo que le he metido, pero milagrosamente ha dejado de gritar y se ha puesto a funcionar (aunque sea temporalmente :S)

Vamos, que no me puedo quejar, como dia completito....y divertido donde los haya.

5 comentarios:

Alf dijo...

sip...recuerdo el dia de la flor, y sip llegaste emocionada con una sonrisa de oreja a oreja a contarmelo

david dijo...

Yo es que sólo me acuerdo de otra flor, pero sólo porque alguien tendrá que acordarse de esa v_v

¡Asquerosa, últimamente salgo referenciado con un insulto en un porcentaje significativo de tus posts!

No sé. A mí también me regalaron hace nada un mechero, en Toledo, ya te conté. Pero no es lo mismo porque era de las juventudes socialistas y entonces uno asume que el regalante pertenece a las mismas y tiene un container de mecheros que va repartiendo por el mundo. Aunque me salvó la vida de todas formas, y por ello le estoy tremendamente agradecido.

Y lo del PC nada, nada, cuando quieras te paso mi portátil a ver si le haces un par de pases mágicos y haces que ande (aunque según la asistencia técnica va a requerir algo más de cirugía).

Menos mal que te funciona PC, de todas formas. Si no nos habríamos quedado sin post. Que se agradece leer, aunque te lea mil horas tarde porque en mi curro se hayan vuelto unos capullos y me hagan trabajar, ¡habrase visto!

ROSA ALONSO dijo...

Respecto al tema regalos...
Yo no recuerdo que nunca me haya pasado nada igual con algo material. Más bien "males de ojo" y esas cosas han sido mis regalos. Bueno, y alguna frase de aquellas que no tienen sentido sin tu contexto.

Respecto al tema PC...
Quién narices los inventó? Estoy segura que fue Satán y nosotros estamos currando en el infierno...

*V* dijo...

jajajaja no, no...tranquilo subsanada la perdida de mi reproductor ya no te insulto más (eventualmente).
El PC al final, gracias a ayudas varias está estupendo, le ha bajado la fiebre y parece que quiere aguantar algo más....si, Rosa, dichosos trastos!! pero que utiles y que chulos cuando los entiendes ^_^

david dijo...

Pues si los inventó Satán razón de más para admirarle (por eso y por el papel protagonista de El Paraíso Perdido, ole sus santos cojones). Bajar música, pelis, escucharlas y verlas, hablar con medio mundo, escribir, procesar fotos, currar, ver porno... ¡estos cacharros son maravillosos!

Mua, mua, mua (sí, le estoy dando besos a la pantalla).