jueves, septiembre 20, 2007

Apasionante


Mi vida laboral (o lo que quede de ella) es apasionante. Quien me iba a decir a mi esta mañana cuando esperaba yo el autobús absolutamente concentrada en resolver la gran duda existencial que me aturdía, que iba a tener un día tan encabronante.
Mi gran duda podría resumirse en: ¿los caramelos caducan? porque si los caramelos caducan es bastante probable que a lo largo del día pudiera encontrarme fatal después de haberme comido los caramelos que me encontré en una caja en mi escritorio el otro dia y que no tengo ni idea de cuanto llevaban allí porque como ya he dicho, me los encontré.....he llegado a la cafeteria a por mi café matutino con Antonio en el punto en el que ya no sólo me preocupaba que los caramelos caducasen...¿y los chicles? porque el otro dia me comí uno de un bolso que no utilizaba desde hacía, seguro, mucho más tiempo.....y si los caramelos caducan, los chicles que duran más pueden caducar y si caducan sientan peor.....la cuestión es que a esas alturas mi hipocondría estaba afectandome lo suficiente como para que me empezara a plantear irme a urgencias a contarle a algún experto mis dudas (mi vida interior también es apasionante)... el café con Antonio me ha borrado todas mis dudas existenciales de la cabeza y me ha transportado al mundo real, lastima.
Resulta que después de las vacaciones, allá por la primera semana de septiembre, le plantee a la empresa que me iba con paro o sin él. La empresa, por la buena fé que la caracteriza, me dijo que vale, que con paro pero que les hiciera el inmenso favor de esperar hasta Octubre y a mi me dió igual porque, aunque a otros les han puteado en este tema, conmigo nunca lo han hecho (aisch! que poquito he aprendido de bertold Brecht!)...je, que inocente soy!...quedamos entonces que cuando académicamente me fuera necesario me iba a gozar de mis bien merecidos dos años de paro.
Bueno, pues cómo yo ya sabía (mas o menos, hay cosas del mundo académico que nunca entenderé...¿no saben que la gente trabaja?) cuando empezaba mi historia, y ya liberada de mi duda sobre los caramelos que me había atormentado todo el camino, les he informado que una semana antes del 8 de octubre necesitaba estar libre de su secta...la respuesta ha sido no. Osea no un puede ni un ya veremos..no, la respuesta ha sido directamente no. Me han explicado amablemente que no me van a conceder el despido pactado hasta que no encuentren a alguien que me reemplace (y no será por tiempo que han tenido....)
Yo, en un alarde de coherencia, les he explicado que no es tan dificil encontrar a una lagarta con mala ostia que pase sus horas preocupada por si los caramelos caducan y que su misión se va a reducir a explayarse en verborrea telefónica con mis clientes. No, pero además no ha sido un No normal, no, ha sido un no administrativo y prepotente de los de "tu estás tonta, niña".
Así que he hecho lo que todo bicho viviente hace en estos casos: he puesto los ojos chiquininos (eso es cuando los arrugas tanto que casi los cierras, nos entendemos, no?)he levantado la ceja y me he llevado a Antonio a fumar, que además de tomar conmigo café es un representante sindical cojonudo...y le he lloriqueado! ... y he pasado el resto de la tarde jugando con el movil de mi compañero (a un juego que nos tiene totalmente abducidos) porque estaba enfadada con la empresa V_V
Después de estas, mañana tengo que tener pelotera de las que hacen historia a primera hora y...jejejeje... hablar con Susana que es una tia muy maja con la que me he echado unos cuantos cigarros este verano y que resulta, que cosas, que es la representante sindical de distrito que odia profundamente a mis jefas, que no sé si conseguirá algo pero el caso es que cada vez que la ven se ponen de lo más pelotero...aisch! el maravilloso mundo de los sindicatos!..... y conste que no ha sido idea mia!yo bastante tengo con lo de los caramelos.

9 comentarios:

david dijo...

Si los caramelos caducasen, yo estaría muerto. Ergo no caducan. Yo de pequeñajo era muy responsable y muy meditabundo (y rubio. Creo que en algún punto de mi infancia alguien me cambió por otro niño) y sieeempre que me daban caramelos me comía uno y los demás los guardaba celosamente para el futuro, porque nunca se sabía qué iba a pasar. Así que cuando me entraban ganas de comerme el siguiente, me ponía a pensar que no sabía cuánto tardaría en encontrar más, así que me comía uno muy de vez en cuando. Así que mis cajones y mis rincones estaban llenos de caramelos que yo me comía de pascuas a ramos, cuando aparecía uno bajo un par de calcetines y cosas así. Y aquí sigo, con una salú de hierro, jjj, rrr, sss, fff.

Y respecto a los demás, coletazos de la Béstia moribunda, Santa Jorja. Tú dale ahí con la lanza en la yugular, y en octubre espérate un día en la puerta y a la que esas harpías, engendros que reniegan de lo humano para convertirse en lo corporativo, aberraciones de la moral, salgan del curro, y cuando salgan les sacas la lengua y les haces un corte de manga. Y luego yo voy y las atropello.

Y si te parece mucho, porque te conozco y eres así de tontorrona, pues nos vamos una tarde que llueva (un viernes, que los que curramos todos los días salimos tarde los demás días) esperamos allí y a la que pasen junto a un charco paso pegando un bufido y las salpicamos de agua sucia, jo jo jo ò_ó

ROSA ALONSO dijo...

A ver... eso de que te "concederemos" el despido pactado cuando encontremos a alguien... puede pasar en Octubre del 2999!!
Qué gentuza, no?
Vete de ahí, duerme con el culo al aire y la ventana abierta de par en par. Cuando estés bien resfriada, les llamas y les dices que el médico te ha dicho que tienes para 15 dias...
A ver si así espabilan!
Grrrrrrrrrr

Alf dijo...

Alaaaaaaa la de cosassss que me tienes que contarrrrrrrrrrrrrr

Juan Rodríguez Millán dijo...

Los jefes son, casi por definición, unos cabrones. Y más si además de jefes son los empresarios...

Yo me cogía una baja por depresión y listo... Suerte.

Verónica dijo...

Bueno, veo que tienes buenos contactos de modo que, imagino, mi posible solución ya la conoces y has decidido no llevarla a cabo por algún motivo, pero, pero, pero .... por si las moscas, yo lo suelto, que para una cosa de la que controlo algo no me voy a callar, vamos, digo yo.

Ahora mismo, para cobrar el paro, sólo es necesario contar con una carta de despido de la empresa (y, por supuesto, el suficiente tiempo cotizado). Asi que, si lo que tú quieres es estar una temporada en el paro, y, tu empresa, por el motivo que sea, no está dispuesta a facilitarte la vida, sólo tienes que conseguir una cosa: que te despida. Y .... ¿Cómo se consigue eso? Hay varias formas y maneras, pero, vamos, cuando se trata de un caso como el tuyo, yo tiraría por el lado más drástico: sencillamente, no presentarme a trabajar, sin explicación alguna. Nena ... A los tres días, cinco como máximo, recibes una carta de despido en tu domicilio particular, junto con el comunicado de baja en la seguridad social, y, desde ahí, al paro .... sólo te faltará presentar todos los papeles.

Esto sólo tiene un inconveniente (dejando de lado que uno tiene que portarse como un cabrón para hacer algo así, pero, si han funcionado contigo como lo han hecho, yo creo que se lo tienen bien merecido): digamos que, en la carta de despido, figurará la causa, es decir, varias faltas consecutivas y no justificadas de asistencia al trabajo .... Que, dependiendo de lo que quieras hacer después y, de si vas a necesitar o no algún informe de la empresa en la que ahora estás, pues .... como que quedaría un poco feo, por decirlo así, estaría ya en tu expediente por siempre jamás.

¡Ya me he desinflado a gusto! Si hay algo que necesites que te aclare, ya sabes ... andaré por aquí (hoy es mi primer día de curro en casi dos semanas, imagínate la aptitud con la que cuento).

david dijo...

Leyendo comentarios, la idea de Juan Rodríguez es buenísima, y la de Verónica, algo a consultar con tus amigos sindicalistas.

*V* dijo...

Un poco más tranquila sabiendo que los caramelos no provocan nauseas ni nada espantoso...un poco más preocupada viendo lo que te han provocado a ti! ;*
jajaja..no, david, no vamos a atropellar a nadie, ni a mis jefas ni a nadie, pero lo de sacarles la lengua y el corte de manga me lo guardo que lo mismo, lo mismo....
Si Rosa, la verdad es que es gentuza, lo triste es que por cobrar una miseria mas que yo se llenen tanto de mierda con la gente para favorecer a la multinacional patatera.
mmm..pues sip Al, si tenemos en cuenta que hace meses que no quedamos jejeje (si, si, mea culpa, lo se)
Pues imagina Juan si encima son igual de cabrones que si fueran empresarios pero no lo son, unos capullos, vaya!..lo de la depresión lo pensé cómo lo de la baja que ha dicho verónica, el problema es que está pensado de tal forma que si uno del equipo falta por cualquier motivo, aunque sea justificado, aquello externo a tu sueldo base (ya sea el plus de X o la comisión de lo que sea) se jode, vamos que si faltas el sueldo de tus compañeros cae en picado...que bien pensado lo tienen los jodios!!
Pues lo del despido ni me lo había planteado, la verdad, pero reconozco que no soy capaz de ello, las cosas como son. Ni idea, el lunes tengo otra reunión porque el viernes, con eso de que hay quien tiene jornada reducida, me mandaron basicamente a cuenca :D
Muuxas gracias chicos!si consigo cobrar el paro me acordaré especialmente de vosotros (sobre todo porque sale de vuestros impuestos XD)
Besos

Henry J dijo...

Tia tu vida es un huracan..jejeje

Muchas risas!

*V* dijo...

Si, la verdad es que ligeramente si, y las risas, pues como para no reirte sobre todo porque lo de llorar me da una pereza tremenda!!!
Pues nada, muchas gracias!