viernes, septiembre 07, 2007

Solicitudes

La administración tiene sus cosillas, yo lo sé, y también sé que en materias administrativas, siempre te va a faltar/sobrar algún papel por mucho que la información oficial diga lo contrario porque al final la información oficial será la que te diga la señorita de la ventanilla.
Así que incluso cargada con semejante sabiduria administrativa esta mañana he vuelto a sufrir los avatares propios de la administración como si de las 12 pruebas de Asterix y Obelix se tratara.
Afortunadamente me he levantado con ánimo de conseguir mi objetivo: que mi solicitud de admisión llegara a donde tuviera que llegar, por eso y antes de encontrarme con ninguna sorpresa adicional antes de salir de casa he llamado al teléfono que el Ministerio de Educación amablemente había publicado en su página (aunque llevaba toda la semana llamando y no funcionaba al igual que el link habilitado para hacer la solicitud por Internet, soy una persona que no pierde la esperanza y lo he vuelto a intentar). Después de mil intentos una señorita muy amable me ha cogido el teléfono para confirmarme que si, que era la dirección correcta, que no tenía ni idea de que se podía pedir por internet (en fin) y que estaban de 10 a 12:30 (peazo de horario laboral). Así que en estas he salido de casa dando saltitos absolutamente convencida de que nada podía fallar, de que esta vez llevaba toda la documentación necesaria y que, con suerte, en una horita había terminado. Qué inocente sigo siendo.
A las 10:15 (dejando el margen que ya me conozco para el desayuno) me he plantado en la secretaria para contemplar cómo, la misma señorita que me ha atendido por teléfono, tuviera un repentino desdoblamiento de la personalidad y cambiara su argumento telefónico: en menos de media hora ya no había que recoger allí la solicitud y, cómo es evidente (según ella) me tenía que ir a la calle Tolosa.
O_O ¿ein? ¿donde?
¿sabes donde está el tanatorio? pues por allí cerca. No, no sé el número y no, no sé el horario.
O_O ¿pero si me has dicho por teléfono que era aquí?
Ya, aqui te puedo informar.
Por supuesto la administración nunca dejará de sorprenderme. Tras una llamada de emergencia y controlando la histeria, he cogido un taxi para pedirle que me lleve a una calle que ninguno de los dos sabiamos muy bien donde estaba (gracias a dios alguien inventó el GPS) y del que sólo le podía decir el nombre. Por suerte el taxista tenía madera de atención al ciudadano y entre los dos hemos deducido el significado de la información jeroglífica que me habían dado.
Asumiendo que cualquier imprevisto estaba superado después de eso, he entrado en el Instituto correspondiente y he pedido la solicitud en cuestión que alegremente he rellenado...y claro, en algún lugar había que entregarla y según la señorita de la ventanilla era en la segunda puerta a la derecha. Así que cargadita de emoción y alegria porque ya si que si iba a terminar he ido dando alegres saltitos para entregar mi solicitud....pero no, no era la segunda puerta a la derecha, la señorita en cuestión por lo visto tiene problemas de orientación y la segunda puerta correspondía al salón de actos en donde estaban todos (TODOS) los profesores del centro reunidos....la parte positiva es que ya me conocen todos, cuando una abre estrepitosamente una puerta super felíz y se queda parada durante un tiempo que a mi me ha parecido excesivamente largo no suele pasar desapercibida.... la puerta era la tercera.
Bien, vale, a estas alturas yo ya no podía contener cierta risilla, así que cuando la tercera señorita de la ventanilla me ha dicho que me sobraba documentación (menos mal, por lo visto y por lo que me han contado no saben muy bien que información oficial se ha publicado pero que con un par de papelitos me valía... verás...) y cuando una cuarta señorita ha abierto la puerta y me la ha empotrado en la espalda con el consecuente susto del personal, yo sólo estaba pensando en salir de allí ilesa, aunque fuese físicamente.
En fin, ahí os lo dejo...¿por qué siempre me acuerdo constantemente de esta película?

8 comentarios:

Pipilota dijo...

¡¡ Las doce pruebas de Asterix !! XDDD

No sé si me he reído más con tu post o con el video... este video tan bien traído después de leerte :D

En fin. Suerte, y si ellos son dioses, tu no vas a ser menos peazo de diosa.

Mara dijo...

yo esta semana tengo que volver a darme de alta como autónoma y... miedo me da! besitos wapa!

Juan Rodríguez Millán dijo...

Pues siempre te acuerdas de esa película porque la escena es un auténtico clásico... que además tiene la virtud de reflejar perfectamente la realidad de la administración española.

Están locos estos romanos...

david dijo...

Querida agente, se acuerda usted de esa película porque es usted una iletrada que no ha leído a Kafka lo suficiente, ji ji.

Ni a Lem. Ah, el bueno e infravalorado Lem, y su cuento de las guerras lavadorianas, que no es que tuviese demasiado que ver con esto, pero bueno. Yo lo cito y como nadie lo conoce quedo como un pedante ilustrado que es lo que yo en el fondo siempre quise ser.

Menos mal que lo conseguiste y qué emocionante fue seguir tus carreras a través de las conexiones telefónicas, era como el Tour de Francia cuando lo ganaba Induráin al principio. "¡Y vero ha conseguido encontrar el sitio!", y Fer y yo te dedicábamos una cerrada y sentida ovación allá en nuestra atalaya laboral.

Yayo Salva dijo...

Si, los funcionarios de la Administración siempre sorprenden. Que me lo digan a mí que la llevo padeciendo 30 años desde dentro. Estoy de acuerdo con David.
Saludos.

*V* dijo...

Gracias Pi! están a punto de vencerme pero resisto como una verdadera Gala! XD
Puf! Mara espero que hayas tenido suerte y paciencia, sobre todo paciencia!
XD.. si Juan los romanos están locos y eso hemos heredado de ellos por lo visto!
Deivid, siempre dejaré ese margen necesario para que seas tu el que le pongas el punto pedante al asunto que sé que te encanta!...jajajaja...ya os podiais reir con mi odisea! menos mal que Fer hizo de GPS efectivo!
La verdad es que si Yayo, la administración nunca dejará de sorprender, ni desde dentro ni desde fuera!
besos

ROSA ALONSO dijo...

JUajajajajaj
Y lo mejor (casi seguro) es la cara de pánfila que se te queda cuando te dicen Noooo, esto no es así... (como diciéndo: Ignorante, como no puedes saberlo?)

*V* dijo...

jajajajajaj... exacto lo peor es eso, que te pongan cara de estar pensando que eres una absoluta ignorante!!!!!
besos