jueves, diciembre 20, 2007

El guarro


El tío del estanco es un guarro.

Yo al principio pensaba que había puesto la mampara de cristal para evitar los legendarios atracos de la zona pero ya llevo tiempo convencida de que realmente la puso para evitar que le calzaran una hostia porque teniendo en cuenta como es, es mucho más probable que a alguna tía se le hincharan las pelotas y le pegara a que le atracaran.

Al principio mi Narciso particular pensaba que era una fijación particular conmigo, luego me di cuenta de que quizás la fijación se extendía a mi familia porque, coméntando lo del guarro del estanco, me di cuenta de que compartía experiencias con mi hermana y que incluso ella me superaba, pero después de años me he dado cuenta de que es una experiencia compartida con las féminas de mi barrio.

Por supuesto ir al estanco es algo que evito todo lo posible, pero hay cosas como sobres y sellos que aún no se venden en máquinas expendedoras parlantes y no me queda otra que ir al puñetero estanco y tener que enfrentarme al guarro, que según ve entrar a una fémina sonríe moviendo ese bigotillo que tanto, tanto, tanto me recuerda a algún personaje ex presidencial de este país y que me provoca en el estómago exactamente lo mismo...

Tu llegas, tan ricamente y tan feliz, a algo tan sencillo como intentar comprar tu droga para que te salga 15 cts más barata y te le encuentras ahí, al acecho, sonriendote con su bigotillo y claro, se te cambia la cara (es que...coño! imaginaos a algún ex presidente con bigote moviendo las cejas a lo Groucho y sonriendote esperando a que te acerques...). Te limitas a pedir, a través de una mampara de cristal, mirando la bandejita plateada esperando que te dé tu droga con la mayor rapidez posible y concentrada en tirar (si, tirar) las monedas para evitar cualquiera de sus maquiavélicas formulas para intentar tocarte y el muy mamón se deja el cambio (o el paquete de tabaco, o el sobre o el sello o lo que surja!) en su mano, incrustando su muñeca en el mínimo agujero de la mampara, para que tu tengas que cogerlo directamente de su mano y, a base de malabares, el retuerza los dedos para tocarte la mano..... y a ti lo único que se te ocurre es lo penosa que tiene que ser la vida privada de este hombre al que le pone ir rozando las manos del personal.

Teniendo en cuenta que las miradas con la ceja levantada, las dosis de frialdad educada, los carraspeos con intención de incomodar y hasta los momentos de poner los ojos "chiquininos" con intención de parecer amenazadora, no han servido de nada, hoy me he limitado a preguntar, porque en el fondo me preocupa el tipo este. Así que cuando se ha dejado las 3 moneditas entre los dedos que sobresalían de la mampara me he limitado a levantar la ceja y preguntar: "¿que haces?".

Por supuesto me ha contestado que darme el cambio y yo le he tenido que especificar que prefería cogerlo de la bandejita.

Un guarro que, encima, jamás se da por aludido. Menos mal que alguien le aconsejó que pusiera una mampara y ya no tenemos que pagar intentando un triple perfecto.


¿Y yo por qué no me limito a comprarle cartones y cartones de tabaco a Noelia....?

8 comentarios:

david dijo...

¿¡Por tocar las manos!?

No digo que no sea un guarro, para nada. Pero pienso que lo hace la Ana de Médem y es poesía, y lo hace un estanquero y es un pervertido.

Qué cosas.

Igual es parte de otra campaña contra nosotros, los fumadores. Igual recibe órdenes gubernamentales, y un plus para su futura pensión por cada clienta que pierda, hmmm.

Verónica dijo...

Oye .... ¿No será que la vida te está indicando que debes dejar de fumar? ¿Te lo has planteado en serio?

Se me ocurre una posibilidad: La próxima vez que vayas a comprar tabaco, antes, te pasas por uno de esos todos a cien, tan desgastados. Te haces con los guantes de goma más horrorosos que puedas, y, con ellos bajo el brazo, te introduces en el estado en cuestión. Le miras directamente a los ojos, le pides lo que necesitas, esperas tranquilamente a que deposite su mano con el producto a la espera de atraparte la mano, y, justito en ese momento y, muy lentamente, te calzas los dos guantes, y, con ellos en las manos, le agarras el tabaco.

¿Qué tal? (Ays, es que soy tan mala cuando estoy de mala hostia que me doy hasta miedo).

Juan Rodríguez Millán dijo...

¡Iba a decir lo mismo que Verónica, je, je...! Para mí es claramente una señal para que dejes de fumar... ¿O era para que dejaras el correo tradicional y lo escribieras todo por Internet...?

Qué tipo tan asqueroso, sí... Que la Fuerza te acompañe si tienes que volver...

Pipilota dijo...

Por todos los dioses, que acabo de tomarme el almuerzo. puajes y más puajes.

Estoy talmente con Verónica Me parece una idea excelentísima donde la haya...O también está la de cambiar de estanco. La salú es lo primero y esos ácidos, que por lo menos a mí me subirían, no deben ser nada buenos para el estómago u_u

*V* dijo...

Pues mira, lo mismo si me lo planteo hasta es factible lo del complot ministerial para evitar que la gente se drogue en paz...aunque me parece demasiado cruel que por parte del Estado hayan distribuido dobles de Aznar (mierda! lo dije...) en los mostradores para evitar vender tabaco.
David, no compares a la Srta Velles y esas imágenes con la visión de un doble de Aznar al que poco le falta humedecerse el bigotillo con la lengua...ay, que escatológica me pongo a veces!
Aisch! lo de dejar de fumar es que hay varios problemas: tengo una malformación de nacimiento y es que no tengo fuerza de voluntad, y que esta droga me tiene profundamente enganchada y más ahora que el aburrimiento invade mi pequeño ser... eso si, lo de los guantes de goma, Verónica, es sin duda un opción a plantearse! ;D
(y la de dejar de fumar, lo sé, lo sé...)
jajajaja... eso espero Juan, y además si con la Fuerza viene incluida una de esas espaditas fosforescentes de la peli, estupendo!
Si, Pi, la idea de cambiar de estanco tambien me la he planteado, y cuando la pereza me deja vivir (y eso ocurre muy pocas veces) me voy al otro estanco que me pilla de camino a ninguna parte...pero es que este mamón encima tiene el estanco bien situado!!
(bueno, entre el aburrimiento, la carencia de fuerza de voluntad y la pereza acabo de hacer una descripción de mi misma tan gráfica...que me ha hecho recordar "La conjura de los necios" y preocuparme :S)

el cuñao dijo...

Juer Vero que callado te lo tenias, no digo que no sea un buen partido pero en fin que no te pega mucho.Como abnegado cuñado tuyo,hare la vista gorda con lo de hacer manitas con el estanquero pero debes pensar en madurar cuanto antes.jejeje
en serio, si te molesta mucho me lo dices y le mando un recao.
en fins, dificil colocar a esta chica por dios

*V* dijo...

jajaja....que no, que no, que a mi el estanquero no me pone nada, pero nada!!!
Si es que para colocarme me teneis que buscar a uno de los vuestros para seguir la tradición familiar!! XD

ROSA ALONSO dijo...

Qué aaaaaaaaaasco!!!
Yo de ti, tiraba de esa tal Noelia.
Aunque... viéndolo mejor... pq no vas cada dia a decirle "ASQUEROSO"?!