martes, septiembre 23, 2008

De pilación




Yo no se el resto, pero yo cuanto más pelo me quito más pelo veo.

Y me paso media existencia distraida enfocando toda mi concentración en un recién descubierto pelo gigante en algún lugar que, para mi, es el más visible de todos los lugares de mi cuerpo.

Funciona así, en serio, quizás ni siquiera es un pelo, quizás ni siquiera es enorme y lo más probable es que únicamente yo lo vea, pero mis escasos (escasos si tenemos en cuenta, oh dios mio, lo que me queda) 15 años de depilación han generado en mi una manía compulsiva a buscar pelos recién nacidos, o pelos que no pueden nacer, o pelos que han nacido y han pasado desapercibidos porque yo había ocupado toda mi concentración en los pelos que se niegan a nacer porque saben que, poco después, van a morir "pinzados".

Si, superficial, lo sé, podría ponerme a divagar sobre mis cosillas y esas opiniones que suscita en mi, pongamos, el futuro del Canal o esa facilidad que tenemos en este país para sumar muertos, pero mi gran nuevo pensamiento profundo me impide concentrarme en algo más (excepto en pareados con Verónica/ armónica/ filarmónica/ irónica/ metódica.....)podría pero ¿para qué?... y que paso, que bastante deprimente es el final del verano (con tormenta incluida) como para ponerme espesa.

Además, el tema pelosenlaspiernas me anima bastante a superar la llegada del otoño, la verdad, porque es agradable saber que mi pereza me va ayudar a retardar la depilación lo máximo posible y la abundancia de ropa va a limitar esa búsqueda incansable de vello. Cuestión de mirar el lado positivo, se acabo el estrés de la piscina, eso de estar tumbada al sol y ver, de repente, un inmenso y gigantesco pelo negro en mitad de la pierna e intentar (sin uñas, que para algo me las muerdo, para que el asunto sea más interesante) arrancartelo sin hacer un crimen. O mira, se acabaron los crímenes de los pelos no-natos, o esas costras que lucimos orgullosisimas en verano y que son producto de nuestra compulsion peluda (¿quien tiene la capacidad de ignorar un pelo enquistado?).

A mi, por supuesto, se me ha pasado por la cabeza mil veces el naturismo, donde va a parar, mucho más cómodo todo, pero siendo sinceras, estar en la cama con un tío, ponerte a mirar y empezar a dudar de cuantos tíos hay en la cama no es algo que me agrade, pura praxis (eso sin tener en cuenta que se acabarían las horas de entretenimiento desenquistando pelillos). Y que a mi eso de mirarme y recordarme profundamente a Lobezno, no me pone, la verdad.

Así que vale, el otoño es inmensamente más cómodo porque te permite postegar la depilación más de lo que en verano se te ocurriría (sin duda) pero aún así diariamente llega el momento ducha en el que, por muy miope que seas, te miras y piensas que se acabó lo de tachar "depilación" en la agenda y cambiarlo de día, que al final Chewaka (olé! es la primera vez que escribo este nombre y no he fallado!) y tu vais a ser gemelos (mis pensamientos sobre lo triste que es tener que apuntar que te tienes que depilar en la agenda, al margen.... me animó mucho más darme cuenta el otro día en el metro mientras cotilleaba por encima del hombro la agenda de un tía, que no soy la única que no tiene tiempo ni de depilarse)....

Que bien, que bonito, tengo la capacidad de encontrar la parte positiva del otoño y volver a convertirlo en negativo en menos de diez minutos. La alegría de la huerta que dice mi madre que soy.


En fin, lo peor de toda la parrafada infumable es que ni siquiera era de esto de lo que sobre las ya lejanas cuatro de la tarde quería escribir.... pero es que no recuerdo que era eso que a las cuatro de la tarde me ha inspirado, imagino que los pareados me han hecho perderme (tectónica/ borbónica/ masónica...)
La foto es de esta...esta que también se me ha olvidado el nombre pero que fijo que sabéis quien es.... ahora me voy a ver obligada también a escribirme los nombres de lo que me gusta... mardita amnesia!

6 comentarios:

Pipilota dijo...

Lo mismo como Sansón acumulaba la fuerza en la melena, tú la acumulas la memoria y por eso...
;P

Te envío ánimos y besos para que nos sigas alegrando el día con tus nonadas ^-^

Anónimo dijo...

http://es.youtube.com/watch?v=ykSkFOUMsFE


lo he visto y me recordo algun que otro sabado en algun garito de esos que ponen musica de los años 80.
pero no te enfades que eres mu salaaaaaaaaaaaa!!!!!

Verónica dijo...

Aysssssssssssssssss, esto de los regresos y los cambios de estación y las vueltas a nuestros día a día ....

¡El que parió el mundo se equivocó, cada vez estoy más convencida de ello!

¿Tu de miopía andas bien, no? Lo digo porque, en caso contrario, pese a estar en la ducha, tenías mal lo de verte la no depilación. (Ja, se creía la niña que los demás no gozábamos de alguna gracia, pese a nuestras limitaciones visuales. Si es que no hay mal que por bien no venga ....)

Jan dijo...

Yo creo que deberías no-depilarte para probar la experiencia de ser más mujer de las cavernas. A mí no me disgusta eso.

ROSA dijo...

Yo también optaria por el naturismo pero ... claro... deberíamos ponernos todas de acuerdo, no te parece?

*V* dijo...

Graaacias guapa!! aunque ando remolona con esto del blog y de comentar en blogs y tal...aaay! la falta tiempo y el otoño, que malos son!!

Ná! tranquilo, que yo sólo me enfado para tocar las pelotas al personal ;D.... aaa! que grandes bares horteras que hay en esta ciudad!!

Ay Verónica, yo la vista fatal ¿eh? si es que de cinco sentidos me quedan casi dos!! pero vamos, que siendo miope y me veo los pelillos xD
Y los retornos son bueeeenos ;P

Jan, a veces creo que es imposible ser más mujer de las cavernas, doy fe...además, si es que en el fondo ya me he acostumbrado a verme la piel y dejar de verla así, de repente, se me hace duro ;*

mmm... Yo creo Rosa, que como le decia a Jan, una vez que te acostumbras a ver quien es la guapa que soporta verse con pelos en las piernas (bueno... y después de eso intenta superar lo de los pelos en las axilas!) ;D