lunes, noviembre 24, 2008

De reflexión política en el autobús (o de cómo se desgrana la realidad en diez minutos)




11:00 de la mañana, 3ºC de frescor. Y el autobus que tarda lo que no está escrito.
Para el colmo de mi alegría aparece una mujer enlacada parloteando sola, de esas que mis prejuicios hacen que me ponga a buscar algo en el bolso.

"¿lleva mucho sin pasar el autobus?si, claro que si, no sé ni por qué pregunto, este autobús siempre tarda mucho para todo...anda mira, por ahi viene"

Y el autobus que ni frena, pasa de largo y nos convierte en cuatro personas invisibles congeladas en la parada con cara de bobos.

"Hiiiiijo de puuuuuuuuuuta"

Y yo paso de tener cara de boba a tener cara de pasmada. Miro a la señora enlacada protagonista de semejante griterio, me mira y decide compartir conmigo grandes lecciones matutinas.

"Así va este país, si hasta el conductor del autobús se cree mejor que nadie, nos ignora y no hace un trabajo tan difícil como es parar en cada parada ¿cómo le podemos pedir a los políticos que hagan bien su trabajo?"

Cara de pasmo. Que gran frase. Y una anciana que la replica que no todos, por dios, no todos, que la Aguirre da pensiones. Y la recién descubierta Beauvoire de Orcasitas que se da la vuelta y dice "señora, ya me molesta saber que somos viejas como para encima tener que pensar que la mayoría nos hemos vuelto idiotas con la edad. Que a mi nadie me compra con una pensión que no me llega para comer ni siquiera con una que me llegara para viajar... si es que ni me acuerdo lo que es viajar"

" Por suerte o por desgracia a mi ni la edad me quita las ganas de pensar y a mi, a esta edad, ya ni me convence ni el blandito de Zapatero, que parece que hay que hacerle cuatro parpadeos para que te convierta en ministra...aaaay, si le hubiera pillado yo cuando tenía tu edad, guapa, iba a ser yo ahora ministra de lo que sea, que si no hay ministerio él te lo crea!... pero claro, y el otro, que digo yo que si Aznar fue presidente esta claro que en este país cualquier gilipollas puede ser importante...bueno, para ser importante en este país esta claro que hay que ser gilipollas.

Mira, el otro día estaba yo en casa viendo a la Ana Rosa, que invitó a unas amigas a tomar el té, porque no se si tu has podido verla, guapa, pero a Ana Rosa la pagan por eso, para invitar a sus amigas a tomar el té (que el café está mal visto) y por recrearse contándonos a las que no hemos trabajado casi nada en la vida, lo importantes que son ellas porque trabajan y llevan sus casas.... y es que no hay derecho, oyes, que tengamos que ver por la tele como se cachondean de nosotros, porque se cachondean, y que te vengan a decir que merecen lo que ganan ¿y la que le limpia la casa no merece ganar más o que? ¿qué es más importante salir por la tele tomando café con tus amigas o que te cuiden a los niños mientras estas en la tele tomando café? ¿eh? pues lo que yo te diga, guapa, que se cachondean....pero llega un momento en que se te quitan las ganas de creer en todo, porque ya lo has visto todo... que a mi el párroco de mi barrio hace no mucho me intentaba convencer para tener matarile y yo le decía que si a él no le pagaban precisamente por eso, por no tener matarile...así que cómo voy a creer en curas que no son curas, en presidentes de este país que no saben ni hablar o en conductores de autobuses que solo tenía que parar, es lo único que tenía que haber hecho....y encima me viene esta mujer diciendo lo buena que es la Aguirre...pero si un vestido de esa mujer cuesta su pensión, señora! y encima tenemos que aguantar como se cachondea de nosotros tratándonos como si en este país no quedase nadie que pensara...pero es que el problema es que los políticos de este país se piensan que aquí no queda nadie que piense y creen que nos creemos que nos van a solucionar la vida...si,si, pero aquí los que no tienen trabajo son los jóvenes y los que no tienen para comer son los que han trabajado toda su vida por España.... yo es que fui modista ¿sabes? y trabajé en el teatro, ese fue el problema que aprendí a leer, y ahora mira, peleando todos los meses con una pensión de trescientos euros...pero que ya les dije yo a mi hijos, que tuvieran un título y que intentaran ser gilipollas que, que si con suerte se volvían muy imbéciles llegarían a presidentes del gobierno. Pero si es que ya te digo, aquí el problema, es seguir pensando, aunque se piense mal ¿eh? que no te digo yo que no esté equivocada...pero a ver quien es el guapo que me convence a estas alturas de que crea en algo! es que no creo ni en el conductor del autobus!.

Uy! yo me bajo en esta, que tengo unos calores que pá qué! si es que los médicos me quitaron el útero pero ya podían haber encontrado la forma de quitarme las hormonas!

Encantada guapa, y pasa un buen día"

Y allí me he quedado, con los ojos como platos, con remordimientos de no llevar una grabadora encima que hubiera ahorrado esta parrafada y encantada por encontrarme todavía con gente que hace que te bajes del autobús con un sonrisa de oreja a oreja y que te den ganas de comerte tus propios prejuicios. Y yo que llevaba tanto sin pensar en ciertos temas...

4 comentarios:

sti dijo...

QuébuenoQuébuenoQuébueno.
Yo abogo por la sabiduría de la gente mayor. Que los ves callados, siempre en una esquina, como si no tuvieran nada que decir. Pero las veces que me he parado a escuchar a mi abuela, me ha dado unas lecciones de vida de caerte de culo.
QuépaísdeMierda.

lablanky dijo...

¡Qué grande la señora! ¡Así se habla!

*V* dijo...

Pues si, que razón teneis las dos, la verdad es que la señora fué toda una revelación de sabiduría! vamos,que me faltó levantarme y aplaudirla!

ROSA dijo...

En el bus he llegado a escuchar consejos de decoración de lo "más mejor"!!! Rollo... "Miiiiira neeeeena, la paya de abajo pone un hule naranja y unas flores verdes y le queda moníiiiisimo".
Léase con un acento marcadamente gitano.