martes, octubre 13, 2009

El día....



Me quedan 37 minutos de egolatría escandalosa (más allá de la habitual me refiero porque si no fuésemos ególatras...) . De dar brinquitos por todas partes y pregonar a los cuatro vientos, de no parar de sonreir, de publicar y publicar que me publican , de no parar de pensar que qué bonito esto, vaya, de conseguir hacer algo con los traumas que no sea llorarlos, de hacer algo de lo tuyo y que tenga frutos. 37 minutos de esta sensación que te deja haber gritado y haber sido escuchado.


¿y cual es el premio? Esa es la pregunta del día...pues si, suena espantosamente empalagoso y cursi, pero el premio es haber escrito con ganas, haber dado forma sin saber ni cómo a un tema que no sólo te interesa sino que crees que interesa (que debe interesar), haber sido corregida y estar ansiosa por corregirte. El premio son las palmaditas en la espalda necesarias para que no caigas en la inevitable espiral del trabajo administrativo, para que quieras esforzarte por un poco más, por querer seguir sabiendo más. El premio, y unos cuantos pueden dar fe de ello, era enviarlo..... sin duda, más premio ha sido ganarlo.... más premio ha sido contarlo. El problema del premio es el mismo de todos, que es uno y no varios (o al menos que hubiera uno más para un ensayo que, me consta, es magnifico).


Me quedan, decía, 37 (ya menos claro..) minutos de egolatría absoluta.....aunque no me queden 37 minutos de adorar esto que he estudiado (que estudio y que estudiaré porque ¿cuando se deja de aprender de algo?), esto tan increíble que da forma a la experiencia humana. Y es que, en días como hoy, me agradezco a mi misma y me autopalmeo la espalda, por no haber intentado estudiar algo que diera más dinero que la Antropología pero, seguro, bastantes menos satisfacciones. Por un día como el de hoy merecen la pena años de trabajos basura.

7 comentarios:

Aroa dijo...

ole

*V* dijo...

:)

Verónica dijo...

Ummmmmmmmmmmmmmmm!!!

La de tiempo que hacía que no se veía por aquí a esta chica. A la animosa, a la convencida, a la contenta, a la luchadora, a la feliz ....

Brindo contigo, tocaya.

*V* dijo...

Uy, eso es porque no quiero abrasaros más (¿más?? ) con estas cosas mías ;D

Y gracias por el brindis guapa!

Besos

Juan Rodríguez Millán dijo...

Me apunto al brindis y te doy la enhorabuena, porque se nota la ilusión en cada línea...

Sí que es increíble que eso que nos gusta hacer en la vida acabe siendo bonito, ¿verdad...?

Pipilota dijo...

Verdad, muy bonito ^-^

Me alegro muchisísisisisimo. Te mando un abrazo de esos de los que te levantan del suelo y te dan vueltas.

hmmmm creo que podría contigo y más ahora que ya casi levitas :D

*V* dijo...

Graaacias Juan, brindo tambien, brindo tambien;)... y si, es increible poder hacer (de cuando en cuando en mi caso ;P) lo que te gusta!

Piiii, te devuelvo el abrazo levitante!! y graaaacias !

besos