jueves, noviembre 26, 2009

Memeando


Pero... cómo me gustan los memes por dios!!! claro, que sí que es cierto que cuando has hecho gran parte de ellos piensas "carajo, si es que no me queda que decir!" ... pero claro, por otro lado es complicado que, teniendo diarrea verbal (o escrita), no quede nada por decir y además es que hacer listas es taaaan divertido... así que después de leer a Juan me han entrado, por supuesto, unas inmensas ganas de hacer el meme y volver a dar rienda suelta al exhibicionismo internauta, ea!.... diez cosas "sinceras" de mi... aunque no se si voy a poder llegar a diez... y voy a intentar no elucubrar sobre lo que opino sobre la sinceridad...pero vaya, ahí queda.

1.- Conmigo lo hortera adquiere dimensiones desproporcionadas, véase: llego al trabajo cantando a Marisol, he encontrado una página web en donde venden los artículos de papelería más cursis del mundo (y me parece lo más... de hecho no paro de pensar en posibles regalos navideños para todo el mundo desde esa página...), tengo localizado el bar más hortera y divertido de Madrid capital y he visto películas que a cualquier persona normal le darían ganas de arrancarse la retina. De hecho, he conseguido hacer grandes regalos a la gente gracias a mi don Hortera.

2.- Pasarme la vida a vueltas con la Intimidad se debe, probablemente, a la importancia que tiene en mi vida. Esto hace que la Confianza para mi sea algo que no le corresponde a cualquiera ni nos corresponde de cualquiera, que esto no se valore me cabrea, la verdad. Leer entre líneas conmigo adquiere un nivel superior. Ni estoy orgullosa de ello ni dejo de estarlo, forma parte de mi.

3.- Que no sepa montar en bici y que los helados no me hagan gracia no implica que no haya tenido infancia. Simplemente tengo problemas con las ruedas, en general, y siempre me apetece algo diferente, más que un helado... en verano dan sed y en invierno anginas.

4.- No se venderme. Tengo una manía compulsiva por hacer hincapié en mis defectos y, la verdad, no tengo demasiado localizadas mis virtudes. Y no, no se debe a ningún trauma melodramático simplemente que valoro in extremis la autocrítica. Por un lado es positivo porque nunca te dirán nada que no te hayas dicho tu antes...por otro lado es una verdadera tara para las entrevistas de trabajo.

5.- No es que tenga mal despertar, es que hasta que no me tomo el café no me apetece hablar (o incluso tiempo después...). Me gusta regalarme un sábado por la mañana, tomándome el café, sin hablar y escuchando música. Calidad de vida.

6.- Tengo un exceso de aves en la cabeza. De toda la vida de dios. Me monto castillos en el aire en todos los aspectos de mi vida, tengo un Ideal para todo y sin ese ideal todo me parecería la mar de aburrido. Reconozco que a veces me preocupa pillarme a mi misma recreando verdaderas escenas de situaciones inexistente pero, vaya, culpa del cine.

7.- Lo peor que me puede pasar es la decepción. Aun no he descubierto cómo se supera que algo o alguien te decepcione, imagino que fingiendo durante una temporada hasta que decides si merece la pena o no que ese algo o ese alguien siga en tu vida. Esto no quiere decir que sea infinitamente exigente, al contrario, tiendo a interpretar lo mejor de cada cosa y cada uno. La decepción es un nivel superior, implica haber agotado todos los recursos y toda la paciencia. Cuando ya ni siquiera merece la pena un esfuerzo o una discusión es porque has decido prescindir.

8.- Hablar constantemente de mi carrera se debe a que, por supuesto, me encanta y a un absurdo intento de "reconocimiento". Para la mayoría de la población española la Antropología está asociada a una serie policiaca de televisión, el desconocimiento en relación a su importancia es generalizado. Además, tras haber estudiado Historia y Antropología social y cultural, llevar siglos explicando el por qué y convencer y convencerte de que merece la pena la constancia para conseguir pequeñas cosas en largos periodos de tiempo, te convierte en una especie de "militante radical" de las ciencias sociales. A veces es frustrante intentar hacer ver que, aunque te puedas "prostituir" en mil trabajos (poderoso señor, don dinero...), a lo que realmente te dedicas es a tu carrera.

9.- Colecciono tazas de desayuno (si, coleccionar es friki y es el principio de diógenes, lo sé) y reconozco que me hace una infinita ilusión que alguien lo recuerde (me rodeo de personajes malignos a los que tengo amenazados para que me traigan tazas de algunas de sus expediciones por el mundo). Conste que coleccionarlas no implica no usarlas, al contrario, me encanta cubrir mis necesidades vitales de café con tazas tan monas!

10.- Mira, yo ya no se qué escribir ¿eh? que mi vida no es ni medianamente tan interesante y lo poco que cuento ya lo cuento en casi tres años posteando!... qué odio las competiciones en las que parece que el que más datos memoriza es el mejor (tengo memoria de pez y lo llevo muy mal!), qué una buena conversación consigue más que cualquier otro recurso, que el único plato del mundo que me provoca nauseas son los boquerones fritos (empacho infantil mal superado...)... coño, la verdad es que si te pones puedes ponerte a decir monadas y no paras!.. ea, basta ya que con la tontería ya casi he echado la mañana laboral.

3 comentarios:

Juan Rodríguez Millán dijo...

Como inductor, me veo en la obligación de comentar, je, je, je...

Plena coincidencia en la 2 (¿por qué tanta gente se cree con derecho a entrar la esfera privada e íntima de una persona?) y la 7 (yo creo que no se supera en un 99,9 por ciento de los casos), entiendo perfectamente la 9 (aunque mis manías coleccionistas son otras) y lamento enormemente que hayas tenido una infancia sin helados por elección propia, je, je, je...

Simone B dijo...

Jajajja yo tampoco se venderme, tengo mucha facilidad para sacar mis defectos y esas cosas que me debería de callar.

Me encanta el material de oficina!!, y cuanto más colorido sea mejor que mejor;)

Besos!

*V* dijo...

jajaja... bueno, en mi infancia hubo helados...de menta ahora que recuerdo... pero digamos que siempre me apetece otra cosa más que un helado!

Totalmente de acuerdo con el material de oficina Simone!! creo que no hay un color que no haya probado, cimplemente, en post it! :D

Besos varios