martes, febrero 08, 2011

Y los sueños...


...sueños son, y los míos últimamente son profundamente aburridos. ¿Cómo es posible que me esté convirtiendo en ese tipo de persona? ¿cómo puedo ser el tipo de persona que se aburre hasta en sueños? eso me desquicia, claro.

Yo alardeaba, no, más bien he pasado una larga temporada alardeando de que no recordaba mis sueños cuando me despertaba. Aunque eso pudiera parecer poco interesante (¿he hablado ya de los problemas que tengo para entender la moda de lo que es interesante y lo que no?) a mí me parecía, sobre todo y ante todo, relajante. Y es que va a ser verdad, y todo, eso que dicen los tipos listos sobre que si cumples todas las fases del sueño tu mente descansa y, por tanto, tú (pequeño y miserable ser dominado por un músculo más o menos activo) descansas.

Bien, pues la etapa "no recuerdo mis sueños y me parece lo más" ha terminado para entrar en una nueva fase de mi vida: mis sueños son un rollo.

Ahora me despierto todas las mañanas con la imagen onírica de una Yo haciendo cosas que hacen exactamente durante el día cuando estoy despierta. Puedo, claro, para intentar combatir mi vida onírica aburrida y mi vida real más aburrida aún, intentar elucubrar sobre que si en ambas hago lo mismo y apenas se modifica el escenario ¿cual es la real?. Esto, por supuesto, es el tipo de pregunta que se hace alguien de letras muy muy aburrido y que son, por definición, absurdas puesto que todo el mundo sabe que la realidad es, sin duda, el lugar en el que puedes fumar en los bares.

Tener sueños coñazo implica, claro, no poder tener conversaciones pseudo trascendentales interesantes sobre lo onírico y la creatividad, no poder pasar el día elucubrando sobre el significado de tus sueños y la trascendencia de esto en el futuro y, por ende, pasas el día con una sensación constante de deja vú lo cual no es divertido sobre todo cuando sabes que si sueñas con que te levantas, te duchas, desayunas, te vas a la calle... es normal que cuando haces exactamente eso tengas la sensación de que lo has soñado...porque lo has soñado.

Si yo como ser social ya era un asco, ahora desde que tengo un tema menos para las conversaciones chulis lo soy más. Mi vida es un drama constante, donde va a parar, y es que no hay nada más dramático que el aburrimiento.


2 comentarios:

Cienideas dijo...

Comete una bolsa de olivas negras y a dormir...

Cuesta tanto digerirlas que te va a sorprender lo jodidos que serás tus sueños...

Ya me contarás...

*V* dijo...

¿las aceitunas negras consiguen eso??!Bendita natura... Ahora, sólo por curiosidad y por confirmarlo, lo probaré... ya te contaré!