lunes, noviembre 27, 2006

Juegos


Con eso de que el sábado, antes de hacer lo propio de las cenas navideñas, estuvimos en el teatro viendo un monólogo de un hombrecillo la mar de gracioso que contaba cosas de esas de cuando eramos pequeños y que nunca hemos entendido (dícese la regla esa que venía en todos los estuches y que años después descubrimos que se llamaba transportador de ángulos pero que hasta ese momento supuso todo un misterio sobre su utilidad y su nombre o el sentido de "duermete niño, duermete ya, que viene el coco, y te comerá" que te hacía dudar de las pretensiones de tu madre respecto a tu seguridad) me he estado acordando de esas cosas a las que me dedicaba cuando era pequeña, vamos lo que viene ser jugar.

Y es que todo ha empezado por una asociación de ideas simple: regalos de reyes infantiles, que en mi caso por tener infinitos sobrinos equivalen a infinitos regalos que van desde la Barbie hasta algún accesorio o similar de la Play .... y de ahí me he acordado del monólogo...y de ahí me he visto con Susanita, cantando en el cuarto de mis padres con un peine en la mano en pleno megaconcierto imaginario!

Porque mira que nos lo pasabamos bien inventándonos juegos, que a ver que ibamos a hacer si no, claro!Vamos que hemos jugado con todo lo habido y por haber en mi casa: familias de botones robados de la caja de la costura de mi madre que mandaban a los botones pequeños a un zapato-colegio; familias de bolis que mandaban a los bolis pequeños a un zapato-colegio (conste que luego el juego se diversificaba según iba avanzando); pseudo barbies recien llegadas de una improvisada peluqueria (con un look de los más punk) con su amiga la leslie, que tenía problemas de gigantismo y hablaba de ellos con la Nancy, las pobres no podía disfrutar del coche-patín de la pseudobarbie; pinipones calvos a los que parecia que se le acababa de hacer una lobotomia que se las pasaban haciendo de hijos abandonados de la barbie (la barbie siempre andaba trabajando y además estaba casada con un madelman mutilado.... a saber donde andaría la mano y parte de la pierna del madelman heredado de mi hermano!); discotecas improvisadas a base de pañuelos en las lámparas a las que ibamos super emperifolladas con el maquillaje de mi hermana mayor y vestidas de... en, fin, se suponía que a la moda aunque ahora que lo recuerdo pareciamos algo raro :S.....

Y si no, siempre nos quedaba el rescate, el pañuelo, churro, el truque (¿se llamaba así?), el escondite, las obras de teatro en el patio ese donde sutílmente nos colabamos, las guerras de globos de agua (que han derivado en guerras de vasos de agua cuando susanita y yo coincidimos en alguna cocina, y mira que estamos mayores pa esto! XD)...claro, que los juegos "callejeros" en Madrid no me hace tanta gracia recordarlo, eso de ser la hermana pequeña te deja siempre un papel superimportante en esos juegos, especialmente si tu hermana no tiene intenciones de negociarlo, ejem....

En fin, que al final entre tanto monólogo, los juegos de ayer de Alba y Clau (que se parecían bastante a lo que hacíamos nosotras ) y lo de intentar recordar cómo era posible que al final siempre termináramos jugando con todo, se me ha olvidado totalmente hacer la lista mental de regalos infantiles de Reyes!! así que ahora me tendré que poner a recordar que se supone que han pedido las criaturas a sus Majestades y a hacer cuentas para ello, porque claro no creo que sea capaz de convencer a ninguno de que un patín huerfano puede hacer las veces de coche de la Barbie y la caravana "real" de la Barbie se va a llevar parte de mi presupuesto, verás....

18 comentarios:

Vengeanze dijo...

Juas, que grande!!!!

¿Quien no ha jugado alguna vez con sus zapatillas?

pinipons calvos... Se parecen a los playmobil de mi hermano.

XD

*V* dijo...

Los playmobil!!!!!!!! que grandes!!!!...bueno, un poco tiesos aunque daban mas juego que los "pini" :S
Pufff!!! yo tenía el barco pirata de playmobil!! heredado de nosequien...jejejejejeje, sufrió una horrible invasión pirata y terminoó hundido en una piscina del pueblo jejejejeje, que momentazo!!!

Anónimo dijo...

Juas!!!!

Mi hermano tenia el castillo medieval y un día se llevo una pedrada que había lanzado una catapulta enemiga, del cruel y maldito ejército de los soldados de plástico que se escondían detrás de barricadas hechas con palillos de dientes... Vamos, tecnología punta.

XD

Lo que me costó distinguir el sexo de los playmobil.

:S

Vengeanze dijo...

Ese era yo de nuevo

Susana dijo...

Mira que contar lo de los conciertos con el peine... Lástima que toda nuestra vena artística no pasara de ahí!.
No has dicho que tu eras una parte importante en los juegos del patio, que hubieramos hecho sin ti cuando jugabamos al pañuelo o al churro...
Se ta ha olvidado nombrar a los barriguitas lo bien que lo pasaban en la balsa del madelman cuando habia huracan en la bañera y se ahogaban jejeje.

*V* dijo...

XD
Es verdad!!! la bañera!!! que gran invento!!! era la playa de las pseudobarbies!! ¿porque teniamos esa fijación con matar a los barriguitas? :S
No me recuerdes lo del pañuelo, por favor, da gracias que tengo a Inés que sino te hubiera mandado ya la factura del psicólogo ;p
jajajajaja...no me puedo creer que no te acordaras de lo del peine!! ¿y de la canción que nos inventamos? que vena artística más desaprovechada por dios!!!
jajajaja yo con los palillos me montaba unas balsas para los "pini" en plan patera que si que eran tecnologia punta!!
Y, en fin, el sexo de los playmobil venía por el pelo y el color de la camiseta, ejem.

Alf dijo...

aissss que infancia mas desaprovechada :P yo de verdad que no recuerdo haber tenido playmobil nunca y mucho menos barcos piratas, como mucho recuerdo en mi mas tierna infancia, cuando todavia vivia en mexico, tenia una caja de transformers que em encantaba y luego si no recuerdo mal me pase a tente(alguien se acuerda de tente?o realmente fui un bicho muy raro siempre?)
........

david dijo...

Yo me acuerdo. El Tente era lo mejor. Yo no sé qué hicieron mis padres con la tonelada de piezas que tenía yo, pero podía pasarme un fin de semana entero trasteando con ellas.

Hasta me comí una pieza y todo. Una pequeñita que me pinchaba en la tráquea la muy hija de la gran puta.

Alf dijo...

yo realmente nunca lo vi como especialidad culinaria :S pero la verdad es que me podia pasar dias enteros trasteando con las piezas, al principio mi maxima era tener la mayor cantidad de figuras construdias sobre una estanteria gigantesca que tenia hasta que un buen dia junte todas las piezas en un cubo y le di rienda suelta a mi imaginacio(los que me conozcan sabran que mi imaginacion no es que sea gran cosa:( asi que realmente mucho no consegui pero me lo pasaba de bien.....:P)aiss que pena que luego tente desapareciera.....fue un gran vacion en mi vida que lego no supo llenar...........

*V* dijo...

o_O ¿tente?
Venga ya! donde esté el Lego..... pero los lego de cubo, el cubo ese que venía a rebosar de futuras piezas destinadas a ser puentes, casitas o ¿coches de los pini?...
Yo de lo que me estoy dando cuenta es que no sé hasta que punto estoy recordando mis juguetes o los juguetes de las criaturas demoniacas a las que he cuidado (esas a las que cuidaba por un módico precio)...
¿te tragaste una pieza de Tente? O_O

Alf dijo...

NO ESTOY DE ACUERDO.....TENTE SIEMPRE SERA MEJOR QUE LOS CUBOS ESOS HORRIBLES DE LEGO

david dijo...

Un filósofo escatológico lo explicó muy clarito: El Tente era para las mentes inquietas y creativas, y el Lego para quienes querían hacer sólo el camioncito que venía dibujado en la caja.

*V* dijo...

Acabáramos..... XD
Claro, donde va a parar, es más creativo tener un cubo de piezas en las que ya sabes que tienes que crear algo que nadie te va a explicar el qué, que tener un cubo de piezas en donde te dicen que tienes qué tienes que hacer pero inventas algo nuevo....
Seguid, queridos, inventando teorías entorno al Tente, perolas piezas del lego eran mejores (más formas, más posibilidades! :D)

foton dijo...

Pues yo me la pasaba jugando con soldaditos.
Tenia ejercitos enteros con motorizados aviones y todo.
Me encerraba en mi pieza y me iba del mundo.
jeje...que bonitos recuerdos me has traido.

Un abrazo.

fer dijo...

pues yo jugaba a algo...aunque no recuerdo muy bien a que...habia un juego de ladrillos para hacer castillos que luego bombardeabamos con canicas, tambien usabamos piezas de madera para construir barricadas y esconder muñequitos detras y bombardear luego la barrcada del otro con canicas o pelotas pequeñas...

no me acuerdo de ningun juego en casa que no consistiese en lanzar algo contra algo o alguien

david dijo...

Vero, no es por llevar la contraria, si yo tenía las dos cosas. Y al lego hay que reconocerle que tenía más calidad en el plástico, los acabados y la logística, pero el Tente tenía una versatilidad que el Lego no tenía. Tal vez por ser más básico y porque sus piezas se enfocaban a otro entorno... Por ejemplo el Lego no se vendía en cajas enormes con las que podías hacer mogollón de cosas o dejar que se te fuese la pinza, pero el Tente sí. Y era de agradecer.

Y Fer, hombre, yo recuerdo la parte de los juegos que hacíamos en verano y algunos no tenían que ver con tirar cosas a otras cosas. Aunque sí que había una proporción muy significativa, sí :D

*V* dijo...

Yo reconozco que lo de los aviones no lo practiqué y los soldaditos tampoco, pero mi hermano si que tenia ejércitos muy bien puestos que me venáin de perlas para mil historias :D
Las canicas!!!!!!!!!! es verdad!!y las chapas!!! hasta les haciamos las camisetas con papel y rotus!! y los recortables!!! mi hermana y yo ampliabamos considerablemente el vestuario de los recortables al trasluz de la ventana!!aisch!!
Bueno, mira, gustos como colores, no me voy a poner ahora a debatir sobre el Tente!! XD

david dijo...

Que no son gustos, leñe. Que hablo de la versatilidad del producto.

Pero luego Lego tenía esa versión industrial de piececitas casi como las de un mecano que incluían motores y historias, pero a aquello no llegué yo a ponerle las manos encima, cosa que imagino que la humanidad deberá agradecerme algún día.