lunes, diciembre 18, 2006

El reloj


Creo que después de cinco dias y de poner la casa patas arriba, puedo asegurar oficialmente que he perdido el reloj. Y conste que todavía no pienso estresarme por no encontrar nada, salvo carne y pelillos, cada vez que me miro la muñeca buscando el maravilloso aparato que me decía exactamente el momento que era y lo que eso implicaba.

Y es que por lo visto a mi gata le preocupa más que a mi que no esté disfrutando del todo mis vacaciones (aunque no se que más podría hacer para disfrutarlas!!) y decidió, unilateralmente, perder el reloj. Que si, que lo lógico es que ande por debajo de algún mueble, sería lo suyo.....pues no. No está.

La lógica del jueves por la mañana fue que, si nocturnamente a mi gata le habían entrado unas enormes ganas de ponerse cómo loca a jugar con cualquier cosa que estuviera encima de la estanteria (y eso incluye mi reloj), lo suyo sería que "cualquier cosa" estuviera por el suelo. Cómo mi minina y yo nos conocemos ya un poquito, todo lo que pueda ser susceptible de romperse no está colocado en sus estanterias favoritas o está colocado de tal forma que, a no ser que sepa utilizar algún tipo de herramienta que requiera (entre otras cosas) dedos y no garras, no se pueda mover. Pero claro, siempre hay cosas de las que te despojas y dejas en la estanteria, que al fin y al cabo para algo están, a falta de mesillas (es que no me gustan las mesillas).

Se presuponía que el jueves por la mañana me iba a ir encontrando objetos que, inconscientemente, había dejado en la estanteria y los iba a ir recogiendo, que es lo que suele pasar cuando a mi gata le da la neura y se pone como loca nocturnamente. Así que fui recogiendo el tabaco, el mechero que estaba tres metros más lejos que el tabaco (si, si, estoy en ello, estoy mentalizándome para dejar de fumar), el segundo difunto anillo, ya en el pasillo pude recoger 3 bolis y un muñecajo que algún crio inconsciente dejó en la estanteria..... pero no estaba el reloj. Y no le dí importancia, hasta que hoy, después de limpiar a fondo hasta cuatro veces la habitación me he planteado que: A/ o la minina se lo ha comido, porque cosas más raras se ha llegado a comer (a veces pienso que más que un gato es un Gremly!) B/ la teoría de mi hermana sobre el Gnomo que le robó las gafas y la gabardina es cierta. Eso implicaría que en mi casa hay un Gnomo miope con una gabardina de ciertopelo de cuando mi hermana era joven (y de eso hace tiempo) que ha decidido organizar su vida social con mi reloj. Lo que necesariamente implica que en breve me desaparezca la agenda o vete a saber que más!...bueno, eso y el yuyu que da imaginarse a un Gnomo con las gafas de mi hermana, mi reloj y la gabardina, correteando por mi casa de madrugada....

Y vale, si, ahora mismo estoy muy relajada sin reloj, las cosas como son. Además es la excusa ideal para cuando llegas tarde o para pasar el dia durmiendo (si, vale, hay más relojes en mi casa pero tengo que habituarme a consultar otro que no esté en mi muñeca!)..... pero las cosas como son, en mi estado habitual yo soy algo así como el Conejo que sale correteando histérico en "Alicia en el país de las maravillas": me paso la vida corriendo mirando mi reloj.

Así que la opción es o auscultar a Lua para comprobar si tiene algo extraño en su interior y en caso de que lo tenga plantearnos la cirugia estomacal (jur) o buscar la casita del Gnomo miope y aprovechar para recuperar esas cosas que, o las tiene él o habrá que replantearse la versión de los hechos y empezar a pensar que han podido perderse en cualquier otro lugar.

14 comentarios:

david dijo...

Como esté dentro de Lúa... anda que no se va a reír tu veterinario cuando llegado el momento llegues con Lúa y un relojero a cambiarle las pilas al reloj.

Pues qué raro. ¿Y no puede habérselo llevado a otro rincón de la casa?

Y en cualquier caso bienvenida al mundo sin reloj. Yo llevaba uno y es que ni sé dónde está. Al principio comencé quitándomelo durante las vacaciones: Cuando necesitas saber la hora siempre hay un reloj cerca, en los bares, en las marquesinas de los autobuses, en las farmacias...

Luego me lo quité también los fines de semana. Luego entre diario empecé a llevarlo en el bolsillo y al final a llevarlo sólo a exámenes, hasta que ya dejé hasta eso. Y desde entonces el tiempo es sólo tiempo, no un martilleo de segundos ahí venga y venga y venga uno tras otro sin tregua, tic, tac, tic, tac, tic, tac, tic, tac, tic, tac, ¡CANSINOS!

Pero claro, a día de hoy todos llevamos telefonito con reloj, y siempre que quieras ver la hora vas a poder hacerlo. Lo malo es que eso te va a hacer mirar más el teléfono, con el peligro que ello implica de, no sé, ver que alguien te está llamando, por ejemplo v_v

inesyalfon dijo...

vamos que todo este rollo es porque quieres que te regalemos un reloj por navidad, fijo!

yo sufro mucho en el trabajo porque una de las tropecientas normas, claro, es que no puedes llevar reloj...que pesaditos son...

por cierto, voy a aprovechar que estáis aquí los dos: quiero poner un calendario en el blog. quiero que se pueda ver el mes actual y se pueda avanzar a meses siguientes porque quiero poder señalar cuando tenemos visitas o eventos importantes. he estado bucando en google pero no he encontrado nada que entienda...probé con el de google pero es muy feo...entonces he pensado, que entre discusión y discusión sobre ortografía, libros y música...y con lo que os gusta a los dos ilustrar al mundo...

oye v, pero de verdad piensas que vas a dejar de fumar? ja!

david dijo...

¿Y por qué no va a dejar de fumar, pobrecita mía? Si su amiga Laura pudo, y fumaba como ella, o sea como si le fuese la vida en ello, ella también puede. Si quiere y le apetece.

Y yo ni idea de cómo poner el calendario ese o_o

*V* dijo...

No, no, si no creas que no lo he pensado, que al final me veo en Reyes con mil relojes.... así que ahora que intento quitarme vicios espero que no lo hagan!!! XD
Y, en fin, lo de dejar de fumar.... jajajajajaja es como cuando decidí dejar de morderme la uñas y luego volví...soy taaaaan propensa a los vicios!!!
Pero si, Laura siempre es mi esperanza en estos temas XD
Y lo del calendario... pufff, ni idea eh? dame un par de dias de aburrimiento absoluto y cotilleo internauta y lo mismo lo averiguo!

Yayo Salva dijo...

Tuve mi primer reloj (un Hobba) a los 17 años. Lo heredé de mi hermano mayor. Me sentí muy orgulloso de llevarlo en la muñeca aunque, me decía, servía para poco porque me orientaba perfectamente (+/- 5') por detalles de mi entorno. Ahora no podría vivir sin reloj-calendario.
Comprendo, pues, tu inquietud. Seguro que lo encuentras. Creo que hay un santo que, con alguna jaculatoria, ayuda a encontrar cosas perdidas. Pero soy tan olvidadizo que ya ni me acuerdo de quién es.
Felices fiestas. Un beso.

Alf dijo...

Me niego a regalarte un reloj para navidad, sabiendo ya que los relojes que te regalo los pierdes.......

inesyalfon dijo...

soy muy desgraciada...por cierto guapísima que no sé si te mandé un mail diciéndote que voy a madrid desde el 24 al 27 de diciembre, estarás en madrid? me encantaría verte...

*V* dijo...

UY! pues no, no me ha llegado! pero si, el 25 y 26 estaré por aquí así que si tienes un hueco, ya sabes guapa!!! que ya tengo ganas de verte!!!!!
Un beso enorme!
Puf! mi primer reloj no lo recuerdo, recuerdo el primer reloj que me encadenó al tiempo!! me lo regaló mi hermana cuando cumplí 14 y desde entonces.... Un saludo Yayo y pasa unas felices fiestas!
Alf, churry, no pierdo las cosas apropósito V_V

Vengeanze dijo...

Ines, a que ellos no se han atrevido a lo mejor esto te puede servir de algo. Es un script a ver si con un poco de suerte...

http://www.extremaweb.com/blog/noticia1140100097a---.html

En cuanto a los relojes...

Que tiempos en los que no soportaba llevar uno. Recuerdo de hecho un día de tierna juventud veraniega en el que me preguntaste porque no llevaba nunca uno y te respondí que era por que me apretaba y no me gustaban las cosas que aprietan y me interrogaste de nuevo sobre que pasa con las mangas de los jerséis y eso...

A lo que te respondí que era como la tirilla de los calzoncillos, que me había acostumbrado porque los llevaba desde chiquitito.

Ahora me pasa lo mismo con el reloj, que con la ropa interior. Da igual que lleves puesto, si no tengo uno de los dos es como si fuese desnudo.

:(

*V* dijo...

te interrogué sobre los relojes?
Yo sé que tu me jodiste uno pero no recuerdo nada sobre los interrogatorios que hago asi que....
Si, es el problema de los relojes, qué como te acostumbres a ellos empiezas a depender de ellos... (y ahora incomprensiblemente me acuerdo de Cortazar :S )

Vengeanze dijo...

Perdona bonita...

Ese reloj no te lo jodí yo, yo la único que hice en el incidente de la escalera fue proteger tu fragil cuerpecito con el mio mientras rodabamos...

A ti se te jodio el reloj y a mi la espalda... Creo que ganas de todas, todas...

Alf dijo...

:'(
al menos me invitaras a cenar, no?
snif

Alf dijo...

tic tac tic tac tic tac tic tac....

david dijo...

Lo de acordarte de Cortázar pensando en la dependencia de los relojes no es nada incomprensible, corazón.