lunes, marzo 31, 2008

De pelis

como una Magdalena! así me he pasado la tarde, llorando casi tanto como la Magdalena. No, no por nada trascendente, la verdad, que no se diga que ahora la profundidad ha hecho mella en mi! he llorado por la tele (y no, tampoco por su decadencia porque por muy puristas que nos pongamos a mi la tele me entretiene, que le voy a hacer, nunca seré una cultureta típica de manual.... ya puestos, confieso haber visto Gran hermano y el Tomate!).
Me disperso, y seguramente por la de líquido que me falta en el cuerpo después de la llorera de esta tarde... pero es que madre de dios! que panzá a llorar!hacía bastante que una película no me hacia llorar tanto y conste que no seré yo la que se meta ahora en el fregao de ponerse a opinar en modo pedante sobre la valoración de la película (¿a quien le importa? mientras que una película te llegue, a veces simplemente necesitas eso!) además, creo que hay unos señores que no tienen amigos y que les pagan por hacer una buena o mala crítica.
A lo que iba, la película, "Las trece rosas".
Y es que estaba yo en la típica tarde de domingo de dolores ováricos (que nivel de confianza estamos alcanzando, señores), patatas fritas, cocacola y resacas acumuladas... y en esto que te pones a buscar algo para ver, y en esto que no me quedaban pastelones por ver, y en esto que me encuentro la película.... y claro, como en su momento pensé en ir a verla al cine pero luego mil cosas me impidieron hacerlo (como mi pereza natural para ir al cine), he dicho "venga, si ya sabes como termina".... y a partir de mas o menos la mitad de la película me he explayao... además que he llorado cebandome, hipando y todo, con las servilletas de papel por clinex y con el tabaco a mano y venga a repetir "que cabrones, que cabrones"....hasta el punto de que he terminado la película pensando que a Fran Perea le voy a tener mania hasta que le vea en un papel un pelín menos maligno (y eso que no es el más maligno, pero cosas que tienen los repartos, que terminas cogiendo mania momentanea al personaje y todo lo que te recuerde a él!... que cruel ahora que lo pienso...) y que quiero venganza (¿de que? de nada, es lo que me pasa cuando me trago un dramón, que termino pensando en venganza... no se ¿una segunda parte friki en la que no todas hubiesen muerto y alguna de ellas, con una nueva identidad, comenzara a asesinar a los malignos en plan Vendetta?... poco probable, claro, es la pena de los hechos reales, no pegan las segundas partes que te dejen mejor sabor de boca).
En fin, a mi me ha encantado, las cosas como son. Qué puede que sea porque estoy hiper sensible, porque era lo que me apetecia ver, porque no tenía ninguna idea creada sobre esa película, porque (afortunadamente) no se han cebado con lo gore del asunto, porque no había tanto malo malísimo (lo que a veces se agradece) o, simplemente, porque cada vez que veo/leo algo de esa época me pongo en modo Magdalena, a saber. O simplemente porque es buena.
Pero ¿y lo bien que te quedas después de pasar casi hora y media llorando?

8 comentarios:

Anonima dijo...

yo tambien me harte a llorar cuando fui a verla al cine, media escondida para que no se me viera mucho, porque habia un par de personas k no conocia xD

un saludo

Pipilota dijo...

Le compré el libro a Lola por su cumple para que, por supuesto, me lo dejará después y no pude leérmelo porque cuando lo abrí en mi trayecto y empezaron a licuárseme los ojuelos... me dije, venga va, me lo leo en casa y santaspascualplin.

El caso es que aún no lo he hecho, porque le cogí un poquito de respeto. u_u

La película no fui a verla al cine porque como tú dices, mil cosas me lo impideron ;P
Cuando sacaron el dvd pensé regalárselo a alguien con las mismas aviesas intenciones que tienen la mayoría de mis regalos pero, donde fui, estaba agotada u_u

Después de leerte, sigo sin atreverme con la lectura del libro... pero la peli me voy a pillar tal que ya.

AROA dijo...

Vaya que si también lloré!!
pucheros tragados de cine y de... quenomemireeldeallao... que cómo se sufren los nudos en la garganta en las butacas.
Ahora, suerte que no me tocó verla el sábado pasado... no sé, igual me enrolo en algunas Juventudes Rebeldes.
Y un poco más en serio. Cuando la vi, justo acababa de tener una conversación con alguien sobre hasta dónde llevar los ideales, sobre la lucha social ahora... y me tuve que hacer algunas preguntas. ¿Somos valientes? ¿Cómo se lucha hoy contra el sistema? ¿Qué es el sistema?
Bueno, que me voy con mis rollos a otro blos, o a la cama.
Besos maja.

*V* dijo...

Bueno Anónima, entre tu y Aroa me habeis dado otro motivo además de la pereza por el que tiendo a no ir al cine! (aunque sin duda gana la pereza!)
Pi.... leeté "La voz dormida", yo este no me lo leí pero te aseguro que con el de Dulce Chacón te vas a regodear en el lloriqueo! y la peli, por su puesto, la tienes que ver!
Aroa, debí recordar algo de eso que me contaron las malas lenguas sobre las paranoias que nos dan en determinados momentos... a puntito estuve yo el domingo de apuntarme a las Juventudes rebeldes o algo de eso!
Los ideales.... pfff, no, no lo somos. Al menos yo no lo soy, según veía la película y a pesar de querer matar a Fran Perea, me convencia por momentos de que en situaciones similares es bastante probable que yo hubiese hecho lo mismo. Y es que al final el sistema siempre permanece, el que sea, siempre termina habiendo un sistema....
Me lias con tus rollos mona! :P
Besos a partes iguales

RBD dijo...

Que sí, que cuando está uno pa' llorar no importa lo que te lo provoca, que quedas mejor que con un masaje tailandés a cuatro manos. Y para qué preocuparse del nivel cinematográfico de la peli si fue capaz de provocar cualquier emoción: llanto, risa, indignación, autocomplascencia...

Un abrazo afectuoso,

Rafael Barceló Durazo

*V* dijo...

Totalmente de acuerdo rafa, que a veces explayarnos en el lloriqueo sienta estupendamente bien!
Besos rafa!

Pipilota dijo...

¡ ya me la he comprau!
y como me toca currar mañana... me la via ver esta mesma noche ^-^

ROSA dijo...

Jajaja, me ha encantado la descripción de tu mesita con las patatas y olivas... y el dolor de ovarios!!!
A mí me da también por ahí, pero le añado berberechos y chocolate!!! Toma ya!!!