lunes, septiembre 10, 2007

Policia

He criticado tantas veces a las Fuerzas de seguridad del estado (por eso de ser criticona por natura) que sería más facil contabilizar las veces que he hablado bien de ellas que lo contrario, pero si hay que abandonar clichés y reconocer las cosas, se reconocen y punto...
Y es que vivir en Carabanchel es entretenido a veces, donde va a parar, no dudo que en otros barrios de Madrid no haya cierto entretenimiento pero me faltan datos para asegurarlo asi que me limito a reconocer que en mi barrio a veces puedes presenciar tan ricamente desde tu ventana escenas propias del Bronx (exagerando, por supuesto, como siempre) que de un apacible y turístico Madrid... no es la tónica, claro, pero pasa.
Así que anoche cuando yo ya andaba gozando de ese momento de duermevela que te anuncia que vas a entrar en el maravilloso país de los sueños, un montón de voces de lo más desagradable me arrancaron de los brazos de morfeo para transportarme a la gloriosa realidad. Hice, por supuesto, lo que cualquier persona haría (sin ningún tipo de curiosidad morbosa, que va!), resignada y sabiendo que no me iba a volver a dormir y que aquello iba a durar bastante, me puse las gafas y me acomedé para presenciar una escena típica de violencia gratuita. Cómo siempre, contemplé la posibilidad de llamar a la policia, pero automáticamente recordé que la última vez que lo hice el resultado fué exactamente el mismo que una llamada a un centro de atención al cliente, osea nulo.
Y ahí es cuando llega mi sorpresa, hasta puntos que un poco más y me pongo a aplaudir.... apareció un coche de la policia secreta (¿realmente se llaman así o eso es sólo en las pelis?), dos de la policia nacional y otros dos de la policia municipal... reconozco que cada vez que he presenciado un despliegue policia (bueno, exceptuando en mis épocas de manifestante) renace cierto sentimiento de admiración que imagino que está latente desde mi más tierna infancia que hace hasta que me plantee que estoy rozando la emoción.
Que llegasen en tiempo record me impresionó, donde va a parar, por supuesto no llegaron para evitar el navajazo en cuestión ni para encontrar a quienes lo dieron, pero esta vez llegaron antes de que hubiera desangrados...que el SAMUR llegara a tiempo también es de agradecer, claro...pero mucho más impresionante eso de ver coches conduciendo en dirección contraria y esquivando habilmente a los, más que alucinados, conductores habituales y...y.. y por supuesto el uniforme policial es mucho más favorecedor!
Vamos que de repente me pillé a mi misma emocionada por semejante despliegue (hasta con ganas de aplaudirles!) cómo si de mis diez añitos se tratara! aisch..cuanta regresión infantil tengo ultimamente por dios!

6 comentarios:

pipilota dijo...

¡¡Qué diver!!

yo he llamado dos veces a la policía y las dos veces me hicieron caso, la segunda incluso mucho mucho demasiado caso... a ver si te lo cuento algún día :)

ROSA ALONSO dijo...

Y no os hacen caso cuando llamáis?? Tan lejos estáis de la civilización?? ... en fin ...

*V* dijo...

jajajaja... me da a mi Pich que tu barrio se parece mucho al mio! y si, bueno divertido fue, lo único que la hora me venia un poco mal! XD
mmm..no, la verdad es que yo estoy bastante cerca de la civilización pero bueno, a yo las veces que he tenido que llamar no es que haya tenido mucho exito, la verdad (pero conste el testimonio de Pipilota para demostrar que a otras personas si las hacen caso!)

david dijo...

Quién te ha visto y quién te ve, una carabanchelera de pura cepa con genes campestres y alabando a las fuerzas de seguridad del estado... si es que se te nota el ramalazo nazi, se te nota, se ve que te gusta la gente de uniforme, prepotentes y con pistola.

Mú mal. Que somos de izquierdas y jóvenes, y por lo tanto debemos pensar, por decreto, como parte de nuestra naturaleza esencial, que la policía siempre es maligna y que nos reprimen y nos coartan y que confiscan los porros y nos persiguen cuando pretendemos ejercer el mayor de todos los derechos conquistados jamás en la lucha contra la tiranía (el de beber en la calle, obviamente).

*V* dijo...

Ja! paso majo, se me ha pasado el arroz para esas cosas! y si, a mi lo del uniforme, que quieres que le haga, me llama, me llama! y no todos son prepotentes (que mi primo es poli, majo V_V)

david dijo...

No digo que todos lo sean, digo que esos son los que te molan :P