miércoles, agosto 27, 2008

De cómo me echaron del Zoco




Y me fuí a Marrakech, eso creo que lo dije.
Me fuí en modo "no-guiri" que es lo que se estila o, al menos, es el estilo (de los dos que yo tengo localizados) que a mi me gusta. Porque claro, siempre puedes ir de vacaciones en plan dominguero tradicional, haciendo fotos de esas con edificios emblemáticos detrás, con tus chanclas, tu cámara, tus calcetines para que no se te achicharre el empeine, la gorra y algún simbolito que deje claro de donde procedes (indumentaria ideal para luego no moverte de la playa/piscina más cercana), o siempre puedes hacer de guiri alternativo o "no-guiri", yendo en plan "yo quiero conoceros y conocer vuestras cosillas", sin parar de andar, haciendo fotos conceptuales a todo (que no se diga que has abandonado la postura intelectualoide ni de vacaciones), derrochando buen rollito con los lugareños (hasta llegas a pensar que no ven como un guiri...), arriesgandote a probar todo tipo de comidas (incluso las que no se comen ni los del lugar, que se note que eres cosmopolita...) y luciendo la estupenda indumentaria elegante pero informal con un toque étnico.
Total, vayas de tradicional o de alternativo, al final los habitantes del lugar siempre pensaran lo mismo "un guiri = pasta" y a nosotros nunca nos gustará reconocer que hemos sido guiris-guiris.
Me evado, a lo que iba. Allí estabamos, siendo una mezcla de guiri tradicional y "no-guiri" y como a mi me habían contado que en el Zoco me iba a encontrar con un montón de personas que por unos cuantos dirhams iban a convertirse en mis asesores personales de compras y me iban a llevar a todos los chiringuitos y tiendas del lugar que yo quisiera, andaba yo emocionada no sólo por poder explayar todo mi espíritu consumista sino porque, además, iba a tener una persona que me iba a aguantar de compras.
A mi me parecía un sistema cojonudo, sin duda.Y la verdad es que en un primer momento las expectivas no fallaron, nada más llegar las gentes del lugar cumplían fielmente con su papel: salían de los puestos, te seguían, te ofrecían, regateaban, te sacaban mil objetos que llamaran tu atención, de repente te convertías en el centro de atención de mil vendedores... el paraiso de la compra compulsiva, sin duda.
Y allí estaba él, mi "asesor comercial".
Apareció repentinamente de entre el gentío y enseguida se fijó en mis miradas a las chanclas... así que derrochando intuición (y un castellano mejor que el mio) me explicó donde estaba exactamente lo que buscaba y que él me guiaría en mi compulsión para que pudiera alcanzar, al fin, la paz interior (bueno, quizás no fue exactamente así, quizás era todo mucho menos bucólico pero yo lo recuerdo así y ya está).
chanclas! chanclas! chanclas!
Y eso hicimos: chanclas, chilavas, plata, teteras.... y todo bajo su guía y su atenta mirada... hasta que llegamos al Khol.
A ver, yo ya sabía que tenía que comprarme un botecito de esos monos que tienen allí por todas partes para guardar el Khol porque el mio había sufrido un catastrófico accidente en mi neceser (especialmente catastrófico para el neceser), así que aprovechando que tenía una asesor de compras le comenté mi incipiente necesidad de tener un botecito de Khol super étnico y él, presto como siempre a cumplir mis deseos, nos llevó Zoco arriba y Zoco abajo en busca del deseado bote de Khol.
La cuestión es que aquí tuvimos un problema de entendimiento en relación al material de fabricación. Yo reconozco que soy de las que como quiera comprar algo me hago una idea bastante exacta de lo que quiero y noparo de dar vueltas hasta que lo consigo... y pensé que él y yo habíamos conectado.....Pero cuando me llevó al primer chiringuito y me enseñó el primer bote de Khol le informé que no era exactamente eso lo que buscaba... ni el siguiente.... ni el siguiente... ni los cinco siguientes.... y vale, yo también me estaba desesperando porque, joder, ellos son expertos en esos botecitos y era increible que no hubieran creado el que estaba en mi cabeza... pero no me esperaba que, repentinamente y tras conseguir un bote que podría suplir temporalmente al bote de Khol de mis sueños, mi asesor dijera "adios, ahí está la salida"
"pero....¿y las especias?.... te necesito! no se cuales quiero!"
" La salida...allí....adios...para salir del Zoco allí....adiiiosss"
"¿y el gel de canela??"
"adios"....
Y así, sin más, me quedé sin asesor de compras....
En el Hotel y fuera de él la conclusión de la comunidad guiri es que los vendedores marroquíes son unos plastas... a mi, como buena guiri bucólica que soy me pareció todo muy divertido y ellos encantadores.
La imagen la encontré en algún recondito lugar de Internet que he olvidado.... :S

10 comentarios:

Pipilota dijo...

Lo he visto demasiado tarde y me tengo que ir, así que, como no me quiero perder la crónica, no me queda más remedio que imprimírmelo y leérmelo en el metro. Qué guay ^-^

No podré decirte en estos momentos lo que es una causa real de envidia… te lo gritaré mejor al oído en vivo y en directo.

Hastalviernes o así :*

carmen moreno dijo...

Esto... Has llamado al Guines? Lo digo porque, probablemente, eres la única guiri expulsada del zoco. Yo de ti preguntaría.

Verónica dijo...

¿Qué te han expulsado de dónde? Imposible. Oye, tocaya, lo tuyo no será contagioso, ¿verdad?

Madredelamorhermoso ..... ¡Estoy convencida!¡Deberían darte un trofeo o algo similar!

En fín ... ya sé a quien tengo que llamar para que se encargue de todas esas compras que a mí me ponen de los nervios ... Bueno es saberlo.

*V* dijo...

Pues nada Pi entonces hemos dicho que el viernes me das tu opinión sobre mis divagaciones ¿no?;P

jajajajajajaja.... bueno, para mi el comentario más descriptivo fue "y luego te preguntarás por qué nadie quiere ir contigo de compras"... ese y que soy quizás la única guiri a la que han esquivado...

Y nada ¿eh? Yo si tengo que ser "compradora" me ofrezco, que conste!

inesyalfon dijo...

todo muy exótico y maravilloso...pero es imposible que te guste regatear!!! es insufrible!!!

Mery dijo...

solo pasaba por akii
m gusta tu blog!

y curiosa historia del zoco..
jajajaja

un beso!

aroa dijo...

a ver si piensas que he olvidado tu generoso ofrecimiento de botecito en las escaleras de vuestro rancho ...

así que esta semana y que no pase, dale vida a mis ojos (plus de caña para tí) y dame un pellizquito de ese kohl

jiji

a mí, puestos a elegir, el intermedio entre el guiri auténtico y el guiri hablocontodosmeintegroytalperotengoeurosenmicartera me parece el acierto

besos

*V* dijo...

jajajaja... si Inesi, a mi me hacia gracia.... pero, a ver, me hacia gracia para un dia!

Gracias Mery!, bienvenida y pasate cuando quieras que eso aun es gratis(espero que la crisis no me obligue a cobraros....)

Arogüi... tenemos un problema, el intermediario que me obligó a ver Batman la semana pasada tiene el Khol desde ese dia y aun no te lo ha dado...ejem.... no me quiero ni imaginar que está haciendo con él, sólo te digo que el bote estaba entero así que controla nena, controla ;D... de todas formas la caña ya que la has ofrecido, la quiero ;*

Pipilota dijo...

:( No hubo manera de que nuestros encuentros fructificaran, poco tiempo, te libráste del tirón de orejas pero no de los besitos :)

Mi gran duda que era si conseguíste el maravillouso khol o no, fue resuelta por tu hermana.

El post en general... envidiable, como siempre ^-^

*V* dijo...

Ná nena! que ibas tu muy mona como para ponerte a inflingir torturas a nadie! ;D

Y si, si, tengo Khol, tres botes :D