martes, marzo 06, 2007

De depresión


Existen varios tipos de depresiones, lo tengo estudiado. Y conste que lo he estudiado a pesar de que a Mi le encanta eso de meterse en la piel de la Dama de las camelias y ser la más triste, la más sufridora y la más desgraciaita del planeta...porque una cosa está clara, cuando uno se deprime, otra cosa no pero teatro es capaz de echar un rato.
Y es que por mucho que te puedas esforzar en no exteriorizar lo que está sintiendo, eso no implica que uno internamente no se esté montando el último drama del siglo y que, incluso, se le pueda escapar alguna frasecilla bucólica de esas que se destinan a que el Respetable te preste un poquito más de atención. Claro que el Respetable público es imprevisible, las cosas como son, uno siempre puede ver sus espectativas frustradas, así si uno suelta frases del estilo "hoy no es mi dia" "no ando demasiado animad@" o (en los casos en los que el interlocutor anda menos receptivo de lo normal) "que horrible es la vida!porca miseria!" puedes pillar al contrario pensando en qué va a cenar hoy y su respuesta puede ser un extenso y desagradable silencio que despierte en ti una ira desproporcionada por la indiferencia que se te acaba de mostrar.
Y conste que a pesar de mi fijación (bueno la mia y la de todos a ver si ahora va a parecer que soy la única neurótica XD) de andar lloriqueando por las esquinas, clamando al cielo y desarrollando argumentos internos propios de un discurso de culebrón, hoy no me ha pasado nada de eso y ando de lo más indiferente. Pero es que una que es cotilla por naturaleza, ha andado cotilleando por internet y ha constatado que existen infinidad de post destinados a la infinita tristeza, y oyes, eso sumado a la infinita tristeza que acechaba al personal de mi trabajo, una se plantea si quizás es la única neurótica que asocia la infinita tristeza general al clima este tan estupendo que estamos teniendo, porque otra cosa no pero si hay algo que trae consigo la prima vera (separado) y el constante ahoralluevoahorano es una inestabilidad emocional de la leche.
Pero claro, nosotros como bichos humanos que somos, somos super cucos y nos creamos nuestro propio argumento: "estoy solo" "mi vida es rutinaria" "me siento vacio" " no me gusta mi trabajo" " no hago lo que quiero hacer" y blablablabla....
Yo, que soy partidaria de que dependo de un organismo cargadito de sustancias que pueden afectar directamente a mi estado de ánimo, que entiendo que a estas alturas es un poco raro que me pueda sorprender que hay cosas de mi vida que no me gustan (y que, oye, siempre pueden servirme de aliciente para cambiarlas, si yo no sufriera de infinita pereza, claro), que ya son muchos años compartiendo habitáculo con los mismos traumas por lo que sería absurdo que los Sres Traumas y yo no nos conocieramos y que afortunadamente son escasas las ocasiones en las que el Sr Dolor viene de visita, soy partidaria absoluta de la depresión, y a veces incluso que parece que le cojo el gusto al dramatis ars y me explayo en ello.
Ay que joerse que bien se siente una cuando pasea con horrorosas ideas en la cabeza y que se puedan plasmar con "mi vida es un erial/ flor que toco se deshoja/que en mi camino fatal/ alguien va sembrando el mal/ para que yo lo recojaaaaaa" (por supuesto, el poemilla en cuestión debe ir acompañado de una mano en la frente y una pose absolutamente dramática) por que en el fondo en ese momento somos más humanos y menos robots.
El único problema que veo yo en todo esto es la falta de originalidad, la verdad, porque cuando uno anda regodeándose en la miserable existencia lo que menos apetece es que el interlocutor ande en las mismas, las cosas como son. Y es que ya me dirás que gracia tiene que llegues tu con tu sermón super elaborado sobre por qué consideras que estas profundamente triste y tu interlocutor te diga "es verdad, pero lo mio es peor"....a ver...y a mi que me importa! te estoy diciendo que estoy triste no quiero saber si tu lo estas! se entiende que cuando uno ha malgastado mil horas pensando en lo triste que está le apetece explayarse en ello no escuchar que otra persona ha pensado más que tu, esto es cómo todo, uno siempre tiene que ser más y no vas a consentir que el otro sea más que tu ni en la depresión, así que esa conversación puede derivar en una guerra de desgracias que hace que llegues a tu casa pensando que las cosas deben de andar muy jodidas porque vale, tu estas mal pero tu amig@ en cuestión está, sin duda, peor y encima no te comprende.
Y es que, lo triste sería que todo lo que pensamos o sentimos lo tradujesemos a términos orgánicos porque en el fondo cuando el Sr Dolor llega, y lo hace afortunadamente en contadas ocasiones a lo largo de nuestra vida, nos pillaría menos preparados y menos inmunes porque al fin y al cabo el Sr Dolor no es orgánico.

8 comentarios:

Inés dijo...

Ya sabes que yo tengo una teoría para estos estados tuyos de ánimo pero que no voy a transcribir JIJIJIJI (para no parecer pesada) . Y por supuesto que no estoy nada de acuerdo porque yo soy anti-depresión, porque siempre hay un motivo para no estar triste, sólo tienes que saber cuál es.


Un besote

*V* dijo...

jejeje mira que eres malvada!
Lo raro sería que reconocieras publicamente que en algún momento estas de acuerdo conmigo ;P
Bueno, a veces no está de más que nos demos el lujo de permitirnos estar tristes, incluso relaja ¿sabes? jejeje
Mil besos tonta!

Jota dijo...

Uy, qué poco me gusta a mí (y habrá quien se sorprenda) el hablar de tristezas y con cuánta frecuencia me atacan. Cosas de la biología. Algunos salimos pelín averiados y acabamos en psicoterapia.

Lo más curioso de todo es que tanta melancolía, tanta ciclotimia y tanta incomunicación y vacío acumulados no han servido para quitarme mi natural optimismo realista ni mi sutil sentido del humor. Porque yo lo valgo.

Y lo de hacer dramas... pocas cosas detesto tanto (la menestra de verduras, por ejemplo).

david dijo...

Me perdí la mano en la frente y la pose dramática la primera vez que me soltaste ese poema, porque lo hiciste por escrito, y no se escribe muy bien posando con una mano en la frente.

Me acuerdo de aquello, y me acuerdo de pocas cosas. Eso significa que aunque haya cosas de ti que no te gusten (ni a mí, probablemente otras), tienes que tener muchas otras cosas que sean geniales. Porque yo no recuerdo cualquier cosa.

Un beso muy fuerte, Vero.

Susana dijo...

Primero querida que sepas que ... yo más... yo peor... a mí también... jejejejejeje (aunque tengo que reconocer que hace tiempo que no estoy de bajón, ¿será por la revolución hormonal esta?).

Segundo, busca expectativa en el diccionario, la x existe, la x reivindica su sitio, ¡¡viva la x!!. Pues eso ya sólo tienes que escribir diez veces la palabra en cuestión.

un besote guapa

Pipilota dijo...

Bueno que el interlocutor te diga: es verdad, pero... etcetc. Siempre será mejor a que te diga:
-Buah eso no es nada, A MÍ... etcetc. >_<
En realidad el efecto es casi el mismo, pero el segundo decir deja tus pesares a la altura de betún.

Al Sr. Dolor que es al señor que más miedo tengo del mundo, le suelo recibir con el abrigo puesto y me lo quito de encima a base de pastillazos o de lingotazos o de absentismo... depende de por do ataque. Al otro, al Sr. Trauma intento ignorarle todo lo que puedo aunque no siempre lo consiga y termine haciéndome llorar, pero como tú dices ¿y lo relajada que se queda una después de una buena tormenta emocional? ¡¡ con sus rayos, sus truenos y su copiosa lluvia.

No te he leído muy triste a ti, pero los últimos comentaristas parecen saber algo más, así que yo también te mando un beso enonnnme *º*

PD: Vete a ver Star Tryp al Alfil, verás que bien te lo pasas, no dejan entrar a señores raros de esos que dices.

*V* dijo...

jejeje...si, pipich, la verdad es que cómo ya he dicho no estoy nada triste pero debe ser el efecto contrario: basta que una esté estupenda para que entonces si te hagan caso jajajajajajaja
Muchas gracias chicos pero ando estupendamente!
Estamos de acuerdo jota, lo de hacer dramas es detestable pero ¿quien lo puede evitar? y como ya hemos dicho y pipich lo ha pintado estupendamente: ay que bien se queda una despues de la tormenta!! (aunque insisto que estoy bien ¿eh? que era una percepción por lo que he leido por ahi!)
Susanita maja, cuando quieres eres hasta graciosa jajajaja... y si, por supuesto tu eres la interlocutora que "más" a todo siempre!
Ayayayaya...el teatro!!pues si, deberia ir, al que sea con tal de ir al teatro que hace mil años que no voy.
Pues ale! besos muy fuertes para todos tambien! (oye y que bien sienta eso de llegar de trabajar y tener tantos besos fuertes!! si es que sois tan monos!)
PD: ¿la menestra?..... no, no, la menestra es aceptable, las acelgas son odiosas!

Yayo Salva dijo...

Todos pasamos en algún momento por estados depresivos, especialmente cuando se es joven. A mí me parece que la depresión es un estado ficticio y poco razonable que acaba convirtiéndose en un problema si no nos sacudimos de encima tanta virutilla. El mejor remedio contra la depresión es la comunicación y observar el mundo que nos rodea y sus problemas. Salir de uno mismo es la clave.
Un beso.